Por Walter Villareal *– Hace unos meses comenté con entusiasmo, el proyecto para la nueva sucursal de Supermercados Becerra de El Alto que por las pocas piezas gráficas presentadas auguraban una obra de calidad. La construcción se fue aplazando porque pretendían demoler una casona sobre calle Sarmiento en lugar de integrarla al conjunto, pero el Concejo Deliberante no aprobó ese atropello al paisaje urbano.

Lo que por entonces supuse era una presentación desactualizada de la propuesta de intervención sin la casona, resultó en realidad la alternativa definitiva que se está construyendo y si bien no fue destruida por completo, fue reducida a una simple cáscara escenográfica que quedará en el interior del edificio y con una resolución estructural tan poco elegante como las columnas muletas de las galerías del Sierras Hotel.
Una solución grotesca para la preservación de los vestigios arquitectónicos que no ahorró la caradurez de colgar un cartel de obra para resaltar la «recuperación y puesta en valor (de la) fachada histórica».

* Arquitecto

NR: Las opiniones expresadas en este medio son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Redacción Alta Gracia
Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here