Por José Raúl Tissera- Como usted podrá apreciar –aunque lo ve a diario-la foto tomada el pasado sábado muestra empleados municipales recogiendo la basura. Se puede advertir que para cumplir con esta tarea , no solo penosa, sino también, muy peligrosa, los trabajadores no tienen botines de seguridad (usan sus zapatillas),los guantes para recoger bolsas con vidrios y latas, son de tela y carecen de cascos, pese a que trepan y bajan desde un metro por lo menos, corriendo al lado del vehículo.
Como yo “no soy del palo”, según gustan decir los integrantes del Poder, ni tengo cargos públicos, no recibo dadivas ni prebendas, les pregunte por qué trabajan en estas pésimas – e ilegales-condiciones.
Contestaron que el Municipio no les da los elementos de seguridad, aunque se han cansado de reclamarlos. También les pregunté sobre los exámenes pre- ocupacionales y anuales de la Ley de Riesgos 24577, enseñanzas sobre prevención, formas de trabajar, etc, me miraron como si los estuviera cargando. Asimismo, le consulté qué decían en estos casos sus dirigentes gremiales y la actitud ante la patronal. Contestaron lo que usted ya se imagina.
Todo esto viene a cuento, porque quienes ahora nos gobiernan, han resuelto autoasegurar el personal. Es decir, nosotros, los vecinos cargaremos con toda la responsabilidad de enfermedades y accidentes laborales. Remuneraciones por los días caídos, intervenciones quirúrgicas, remedios, fisioterapia, prótesis y ortopedia, traslados e indemnizaciones, entre otras cosas.
O sea: no solo han desechado las ART privadas (ya se las tuvo y hay un tema de honorarios con Swiss Medical que ha quedado en la nebulosa) sino también, la que tiene el Gobierno Provincial: ASECOR, cuyo capital mayoritario es del Banco de la Provincia.
Llama la atención que nuestro Intendente con permiso, nada menos que Ministro de Gobierno, permitió y avalo que su reemplazante y los concejales, hayan despreciado una ART que tiene casi 200.000 empleados públicos. Con toda una compleja estructura de servicios, como es la exigida por la Ley de Riesgos.
Es de imaginar que nos explicarán a los vecinos cómo han hecho el estudio de costos y por qué es más beneficioso para los que pagamos impuestos.
Esta cuestión, de por sí muy gravosa merecerá más notas de este estilo. Hay cosas que no cierran. Muy por el contrario.
En tanto, aguardamos la debida información propia de un sistema republicano de gobierno.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here