Por Néstor Ferrari- Antes que nada aclaro: respeto el trabajo de ADMA, una de mis perras es adoptada de esa organización, soy socio y puntualmente colaboro con la cuota que la simpatiquísima Mariel pasa a cobrar todos los meses.  Pero no es la primera vez que veo el uso de argumentos falaces a la hora de promover la adopción de perros, tarea loable si las hay.

Sin embargo con sorpresa e indignación acabo de escuchar un comercial de ADMA donde dicen que «comprando cachorros favorecés el maltrato a que son sometidos en los criaderos». Como criador me siento profundamente ofendido y repudio ese argumento falaz y mentiroso.

En general quienes criamos perros, sobre todo los de una raza determinada, protegemos y amamos a nuestras mascotas porque elegimos cuidar y perpetuar la raza a la que admiramos. Son «nuestros perros» que también tienen crías y como son valiosos, y tienen un linaje que se puede conocer que garantiza rasgos morfológicos y de carácter el comprador sabe que hay detrás del perro que quiere para toda la vida.
Pregunto entonces por contrapartida. ¿Acaso los cachorritos que da ADMA en adopción por estar abandonados provienen de perras bien cuidadas, alimentadas como corresponde, vacunadas puntualmente, controladas por veterinario, con 2 o 3 ecografías pre y post parto como hacemos la mayoría de los criadores serios? ¿No es la reproducción descontrolada de perros sin valor el problema? entonces ¿No estaría ADMA favoreciendo esa situación? Por favor no ensucien gratuitamente a gente que con seriedad y amor nos dedicamos a perpetuar los caracteres de una raza determinada.
ADMA miente cuando dice que son mejores los perros adoptados ¿En qué estadísticas se basa? ¿Qué rigor científico tiene esta afirmación? NINGUNO. Por el contrario, un perro de una raza determinada, con papeles que acreditan sus antecesores, proveniente de un criadero serio, nos da la seguridad de cuales son las características morfológicas y de carácter que predominan en sus genes, si a eso se le suma una adecuada educación el resultado está garantizado. Por contrapartida nunca sabremos si en la genética de un perro adoptado hubo ejemplares con problemas de agresividad.
ADMA miente cuando habla de los perros sólo como mascotas, no todo perro es para mascota, la sociedad de conveniencia mutua hombre-cánidos lleva millones de años. Por eso hay perros de trabajo, de caza, de compañía, rastreadores, etc etc. La selección y cría responsable fijan esos caracteres
Entonces, si se busca un perro para manejar el ganado nada como un Cimarrón Uruguayo para esta zona o un Collie si es para zonas frías. Si se quiere un perro para cuidar un depósito de materiales lo mejor es un Rottwailer. para faldero un caniche o maltés, etc, etc.
El mascotismo y la «waltdisneyzación» de los perros que promueve ADMA llevan a profundos errores de concepto a la hora de tener un perro. Pero bueno, ellos se llaman «proteccionistas» cuando en realidad no son más que «señoras de la caridad» aplicada a perros y gatos. (Seguramente las vacas que generosamente donan su carne para los balanceados de ADMA son tratadas con muchísimo amor por el faenador. Paradojas del proteccionismo)
Es mentira afirmar que un perro va a ser buenito por ser adoptado ¡Un perro es un perro y como tal puede reaccionar mal sea adoptado, comprado o ganado en una rifa!!!!!
ADMA miente cuando generaliza sobre casos puntuales. Por ejemplo, uno de sus argumentos más recurrentes es «hay gente que compra perros de raza por moda y después los abandona». Basta ver su página, donde la absoluta mayoría de perros abandonados son mestizos para quede descubierta la falacia.
Es cierto que hay personas que tratan a sus perras como máquinas de parir para hacer dinero, pero realmente son los menos. Estaría bueno que se informen como corresponde antes de ensuciar a la gente que responsablemente cría perros.

Foto ilustrativa

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios