Cba24n– Legisladores opositores presentan en la Justicia brasileña un complejo entramado, buscando sobornos de la empresa constructora.

Tanto a Aurelio García Elorrio como a Liliana Montero y Juan Pablo Quinteros, legisladores cordobeses que, desde la oposición debieron recurrir a la justicia brasileña para ser escuchados, los conceptos de “bueno, bonito y barato” con los que Juan Schiaretti defiende el paso de Odebrecht por Córdoba, no les cierra.

Es por eso que en estos días realizarán una nueva presentación, ante el hallazgo de un complejo entramado de firmas, que podría abrir un camino de coimas de la constructora, también en la provincia de Córdoba. Según los dirigentes, que no comparten espacio político, el inicio es con las licitaciones de gasoductos realizadas entre 2008 y 2011, obras que finalmente no fueron concluidas.

Intentando resumir el hallazgo, Quinteros dijo: “En la primera licitación, se presentaron como UTE (Unión Transitoria de Empresas) Andrade Gutiérrez, IECSA y Britos SA. Esta última, propiedad de Horacio Miró, integrante del entorno más íntimo del exgobernador De la Sota, no participó de la segunda. Pero antes de la desvinculación, compró (a través de la firma GDISA, que controlaba) a precio muy bajo el 40% de las acciones de Madera Urbana, una empresa controlada por IECSA que desarrollaba un proyecto en Puerto Madero, Buenos Aires, por 400 millones de dólares. Esto fue denunciado ante la Comisión Nacional de Valores, como sospechoso”.

El legislador del Frente Cívico le confió al programa Cara y Cruz, de radio Universidad, que el entramado no es sencillo de desanudar, ya que para arribar a tal conclusión, hubo que determinar que en GDISA aparecían como propietarios Guillermo y Patricio Alvarez, que a su vez son dueños de una de las socias de la firma Kolektor, quien en los últimos doce años ganó licitaciones del gobierno de Córdoba para el cobro de impuestos de la Dirección General de Rentas.

En su momento, se difundió al propietario de la cuestionada Kolektor, Hermann Karsten, en una cámara oculta hablando en nombre de Miró. Ese es el complejo vínculo que dirigentes cordobeses llevarán a tierras brasileñas, señalando que allí se esconde el pago de coimas, y no en la licitación actual. Buscan respuestas a varios kilómetros de distancia.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here