Por Pablo Rodríguez. Desde el martes 21 de abril, la niña Irene Cuevas, de 12 años, debió interrumpir su cursado en el quinto grado del Colegio El Obraje. Como viene informando REDACCIÓN ALTA GRACIA, Irene vive con discapacidades múltiples que requieren la asistencia permanente de profesionales para desarrollar diversas actividades que le permiten llevar adelante sus días preadolescentes con dignidad.
Los padres de la niña se vieron obligados a tomar la decisión de apartarla del cursado de la escuela, debido a que la obra social APROSS, con el aval de una cuestionada decisión de la Sala 9 de la Cámara del Trabajo de Córdoba, decidió unilateralmente no continuar sosteniendo económicamente el costo total de los acompañantes terapéuticos que requiere Irene para darle continuidad a su escolaridad.
«Ya no podemos pagar más y APROSS nos obliga a buscar (profesionales) entre prestadores (de la obra social) y pretende pagarles $ 2900», manifestaron los padres a REDACCIÓN ALTA GRACIA. «Ningún prestador puede efectuar esa prestación por una suma tan mísera… Ya no sabemos qué hacer», completaron con visible desesperación, ante una situación que los desborda.
Papás de IreneEn tanto, precisaron que requieren de un acompañante terapéutico, que sea psicólogo, psicopedagogo o profesor de educación especial, que sea prestadora de la APROSS y «que se resigne a cobrar 2900 pesos mensuales por estar todos los días y la jornada escolar completa en la escuela de Irene»; lo que significa una evidente propuesta de precarización laboral por parte de la obra social o, de manera implícita, una manera de condenar a Irene a abandonar su proceso educativo.
Ante esta situación, los padres enviaron una carta al colegio, informando que la niña debía dejar la escuela y también reiteraron por misiva oficial, el pedido al Ministro de Educación de la Provincia, Walter Grahovac, para que intervenga desde su potestad como funcionario del gobierno, ante el Poder Judicial y APROSS para que se revea la medida.
De manera desgarradora, en la red social Facebook, los padres de Irene denuncian en estos días: «APROSS, LA JUEZA DE 4TA. CONC GRACIELA ESCUDERO DE FERNANDEZ Y LA CAMARA LABORAL SALA 9 LO CONSIGUIERON… DESTROZARON EL PROYECTO EDUCATIVO DE NUESTRA HIJA».

Más información en REDACCIÓN ALTA GRACIA sobre Irene Cuevas y el peregrinar de sus padres para garantizarle una educación de calidad:
http://www.redaccionaltagracia.com.ar/marcharon-en-cordoba-por-irene-por-la-justicia-y-por-el-derecho-a-la-salud/
http://www.redaccionaltagracia.com.ar/marcha-para-pedir-por-el-tratamiento-de-irene/

Juan Cuevas, papá de Irene 2

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

4 Comentarios

  1. no bajen los brazos es obligatoria la educacion y la asistencia desde el ministerio de educacion se tienen que hacer cargo de mandarle una maestra integradora a la escuela de la niña llamen a los medios nacionales hagan de todo no dejen que pisoteen los derechos de irene basta cordoba es lo maximo en corrupcion y asi dice de la sota que puede llevar adelante un pais si no es capaz de respetar los derechos de las personas de una provincia

  2. El problema no es la educación que provee la escuela, sino la bajada de persiana de APROSS y el Poder Judicial, al requerimiento de profesionales de la Salud que puedan acompañar a Irene como corresponde, para que ella pueda continuar su camino de formación. Ella ha llegado a quinto grado, gracias a un acompañamiento terapéutico permanente.

  3. Es increíble,se están gastando millones de pesos en campañas políticas mientras mucha gente pasa hambre y todos lo tomamos como algo natural.Tan natural que una jueza que es mujer (espero que no sea madre porque no se lo merece)apoya a quienes cometen semejante injusticia con esta niña.Cuidado señores todo el daño que hacemos vuelve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here