Por Claudia Moreno– Hace apenas unas semanas, vecinos y vecinas de la ciudad de Alta Gracia se movilizaron- como pocas veces se vió- bajo la consigna #NiUnaMenos y exigiendo a los Estados la elaboración y ejecución de acciones que permitan prevenir y disminuir la violencia de género. Bajo la consigna concejales, políticos, funcionarios dieron vuelta una plaza colmada de casi 2 mil almas. Sin embargo, cuando hay que apoyar con hechos concretos, Unión por Córdoba da la espalda. 

Con el argumento que el área de Familia del municipio está trabajando en la problemática de violencia de género, la mayoría de Unión por Córdoba en el Concejo Deliberante no quiso acompañar la declaración de emergencia en Alta Gracia. El proyecto de emergencia contempla, entre otras acciones, aumentar los presupuestos a las áreas que correspondan a fin de contar con más recursos humanos y técnicos para abordar esta problemática.

En una ciudad en donde las estadísticas de violencia familiar son las que lideran el ranking de las denuncias, no se quiso acompañar la Declaración de Emergencia en Violencia de Género, proyecto que fue presentado hace meses por el Bloque de Encuentro por Alta Gracia y la Unión Cívica Radical.

La incoherencia, en este sentido, es evidente ya que fue el mismo Concejo que por unanimidad declaró de Interés la Marcha del pasado 3 de junio. Sin embargo, a la hora de cumplir – en cierta forma- con el mandato de los vecinos  y vecinas de profundizar las acciones para visibilizar, prevenir, acompañar a la víctima de la violencia, no acompaña.

Una oportunidad que perdieron los ediles que dicen abrazar los ideales justicialistas de Eva Duarte de Perón.

Más información

Alta Gracia: Dos mil personas marcharon para decir basta a la violencia de género

Nos están matando en nombre del amor

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here