Por María Luz Cortez-  Murgándome la Nariz surgió como  murga en 2011 en el asentamiento Primero de Mayo de Alta Gracia. La mayoría de las actividades se realizan en el Merendero Patito Feo que tiene más de diez años de existencia y da la merienda a entre 25 y 50 chicos del lugar.Las chicas y chicos de Murgándome la Nariz ya son parte del paisaje del barrio y de las actividades militantes que se realizan la ciudad como las marchas por los derechos humanos, los pedidos de Todos por Nuestros Arroyos, entre otros. En este momento participan activamente ocho jóvenes, que no son del barrio, pero que con los chicos del barrio llegan a cerca de 20. El 21 de febrero realizaron un espectáculo a beneficio de la murga con artistas invitados en Benito Antonio con resultados positivos, que los entusiasmaron para encarar otros eventos en el futuro cercano, ya que les permiten continuar con la autogestión de sus actividades.

En diálogo con Redacción Alta Gracia (RAG), Luciana Barrientos “Goli”, una de las integrantes de Murgándome la Nariz destacó que participaron no sólo familiares y conocidos sino también gente desconocida que se acercó “sólo para colaborar con el bono contribución». “Fue una noche muy cálida en la que pudimos encontrarnos y disfrutar de  la música de nuestros artistas locales, presentados por Mayco, uno de los jóvenes de la murga, que abrió el evento contando a los presentes sobre este proyecto del que forma parte”, señaló Goli.

Con lo recaudado compraron parches, baquetas, bordonas y correas para reparar los instrumentos, un redoblante nuevo y quedó dinero para reinvertir en una próxima actividad como venta de empanadas, por ejemplo.

En ese contexto, indicó que “es importante aclarar que no recibimos ningún tipo de ayuda desde el gobierno municipal” y agregó que un funcionario de Desarrollo Social, Marcos Ledesma les ofreció materiales para que los chicos trabajen haciendo pastelitos. “Rechazamos la propuesta porque el trabajo infantil está prohibido por ley y nosotros fomentamos la concientización de los derechos del niño”, precisó.

RAG: ¿Qué proyectos hay para el futuro?

LB– En este 2014, si todo sale bien contaremos con la disposición plena del espacio físico del Merendero Patito Feo, que es una linda casita ubicada sobre el asentamiento 1ro de Mayo, a la que tenemos la iniciativa de convertir en un Centro Cultural Vecinal, trabajando en conjunto con la Coordinadora 27 de Mayo, que tiene de referente a Tito Rivarola y es integrada por vecinos del barrio. El proyecto es construir un espacio gestionado por los vecinos en el que se dicten talleres de artes y oficios como también de educación sexual y reproductiva, violencia de género, entre otros. Reconocemos la importancia y urgencia de comenzar a trabajar no sólo con los niños sino también con adultos vecinos.

Para acondicionar el lugar necesitaremos mano de obra y materiales de construcción para arreglar el espacio. También estamos armando una biblioteca, así que necesitamos libros y películas, ya que nos donaron un televisor.

Estamos averiguando la posibilidad de obtener un subsidio desde algún plan del gobierno nacional.

RAG: – ¿Cuál es el balance que hacen desde la murga?

LB: Este año cumpliremos tres años de trabajo en el asentamiento de Barrio Parque Virrey con los chicos. El proyecto empezó de cero y hemos crecido mucho. La murga le dio la posibilidad a muchos chicos de “ser parte” de un grupo que proyecta, que convive, ensaya, tiene normas de convivencia, que sale a la calle a reclamar por nuestros derechos, que toca y baila cada 24 de marzo desde hace tres años encabezando la marcha por la Memoria, la Verdad y la Justicia, que apoya y lucha para que nos devuelvan el arroyo.

Murgándome la nariz visibiliza a los niños y jóvenes del barrio haciendo arte en las calles céntricas de la ciudad, aunque a la policía no le guste.

Quienes nos acercamos al barrio cada semana, actualmente somos ocho jóvenes, algunos desde el inicio y otros más recientes. Este trabajo nos cambió mucho, hemos crecido desde lo personal y construido como grupo. Creemos y apostamos por la educación popular y el empoderarse, y es por eso que consideramos que la murga tiene que funcionar con o sin nosotros.

El balance es positivo, reconocemos algunas falencias que como grupo estamos trabajando, que tienen que ver con la informalidad del proyecto. A tres años del comienzo sentimos la necesidad de consolidarnos en algunas estructuras como la personería jurídica y  tal vez constituirnos como Fundación. Son posibilidades sobre las que estamos charlando.

Más actividades

Desde la Murga y el comedor fomentan otras actividades como las clases de apoyo, también se sumarán un taller de radio dictado por integrantes de la Radio Tortuga, un taller de música con artistas de la ciudad, y desde el área educativa del Museo de la Estancia Jesuítica está la idea de de acercar el museo a la comunidad y la comunidad al museo. También, recibieron la propuesta de una maestra de la escuela Julio Barrientos, para establecer un lazo entre la escuela y la Murgándome la nariz, ya que muchos chicos que participan en la murga son alumnos de ese colegio.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here