Por María Luz Cortez.  Hay una historia que nos une cuando escuchamos que Thelma Fardín denunció su violación por televisión. No  nos resulta indiferente, no nos parece raro, todas alguna vez lo vivimos, escuchamos a una amiga, a nuestra mamá, a nuestra vecina, hablar de violencia, de abuso sexual o incluso de una violación. Nosotras te creemos. No estás sola, no estamos solas. 

Lo que choca es quizás la literalidad del relato. «Me metió los dedos… tenía 16 años… me corrió el shorcito…», cuenta en un video. Pero, ¿nunca escuchaste eso? Si nunca te pasó, sos una de las pocas afortunadas. ¿Nunca te paso que caminabas por la calle y un tipo te exhibió los genitales? ¿Nunca te pasó que el novio de una amiga le gritó tan fuerte frente tuyo que dudaste si no la maltrataba en la intimidad? ¿Nunca te pasó que tuviste sexo aunque no querías, porque debías, porque era el momento? ¿Nunca tuviste miedo por tu hija o tu hijo dejarlo al cuidado de alguien que no fuera de tu confianza y aún así..? Seguir con miedo, ese miedo diario a que no le pase nada tus mujeres queridas, a tus niños y niñas queridas.  

«Gracias a que ellas hablaron, yo pude hablar», dice Thelma. Y es así, gracias a que otras mujeres acompañaron su camino, en este caso el Colectivo de Actrices Argentinas, otras mujeres se atrevieron a hablar. Lo que pasa es que es INCÓMODO HABLAR y es INCÓMODO MIRAR que está pasando. Porque si hablás, va haber gente que no te va a creer, va haber gente que te va a juzgar. Porque si mirás, quizás te des cuenta que le pasó a tu hija, que le puede pasar, o que le pasó lo mismo a tu mamá, a tu hermana y vos que dijiste que todas estas son unas putas, y vos que apagaste la tele y comentaste en la mesa familiar que esos son todos versos. 

Pero, ¿sabés qué? Pasa, está pasando y lo que te cuentan, si dejás que te cuenten, es verdad. Mujeres, ya no estamos solas, podemos hablar, podemos enfrentar las consecuencias de hablar, CUANDO QUIERAS Y CUANDO PUEDAS A TUS TIEMPOS. 

Nosotras TE CREEMOS, NOSOTRAS TE ESCUCHAMOS, NOSOTRAS SOMOS PARTE DE LA COLECTIVA. Gracias por hablar. 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here