Por María Luz Cortez. «Please like me», algo así como «Por favor, gusta de mí»es una recomendación de un amigo. Él me anticipó de la ternura del personaje principal y de la historia en general. Fue así, sentís empatía con ese gringo despeinado en un mundo incómodo. Se trata de una comedia dramática australiana que se puede ver en Netflix.

Josh y su novia miran un helado gigante. Su novia decide cortarlo. «Tengo que cortarte, vos sos gay», le dice la pareja. Así, él comienza su despertar emocional en torno a su homosexualidad. Va al trabajo de su mejor amigo y un compañero de trabajo comienza a coquetear con él. En el mismo día, su mamá se intenta quitar la vida.

La vida de Josh parece tomar otro camino. Mudarse con su madre parece una de las opciones que no lo terminan de convencer. Su papá, separado de su madre, siente culpa por lo que le pasó a la mamá y está de novio con otra mujer. Para el protagonista salir de closet, implica una nueva experiencia que no tiene muy claro cómo manejar. La tía abuela es un personaje para no dejar pasar.

No terminé de verla, pero la banda de sonido que acompaña la historia es bellísima además.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here