Por María Luz Cortez. Para los que vimos a «Sabrina, la bruja adolescente en nuestra infancia» les advierto que esta serie de Netflix no tiene nada que ver, o poco que ver. Sabrina Spellman es mitad bruja por parte del padre un sacerdote de la iglesia oscura y po una parte mortal por par de su madre. 

Sabrina está por cumplir 16 años (la actriz tiene un parecido asombroso con Emma Watson) y debe consagrarse al señor oscuro para formar parte del aquelarre. Las tías Hilda y Zee son las que la cuidaron toda la vida y la prepararon para este momento cumbre. Es como el bautismo en otras religiones, pero Sabrina se debate entre continuar su vida adolescente con sus amigas y su novio o ser para siempre una bruja. Sabrina no es un personaje sencillo, su dualidad la hará cometer errores.

Cabe destacar que se trata de una serie más oscura y compleja que la otra Sabrina. La primera parte se puede ver toda en la plataforma de Netflix.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here