Por María Luz Cortez. A simple vista el título parece gracioso, pero lo cierto es que Alta Gracia no es ajena a una situación que se vive en Argentina. Las farmacias no tienen tampones y aunque en un principio se responsabilizaba a las restricciones a la importación, en distintos informes televisivos se pudo observar que el problema pasó a ser la especulación por parte de los distribuidores.Los tampones son un elemento indispensable para la mujer, que trabaja fuera de su vivienda durante varias horas, y en esta estación del año, son los elegidos para ir a las piletas o los ríos. El tema produce una sonrisa entre dientes, es como hablar de algo vergonzoso o gracioso cuando conductores masculinos presentan el asunto. Sin embargo, los tampones son elementos de la higiene personal de muchas mujeres en el país.

En ese contexto, la falta de ellos es un problema para varias vecinas de Alta Gracia. En un recorrido realizado desde Redacción Alta Gracia por tres farmacias del centro de la ciudad, el supermercado más popular, dos quioscos y farmacias de barrio, no se encontraron tampones.

Posibles soluciones nacionales

El negocio de los tampones pertenece a tres grandes multinacionales, dos de las cuales realizan importaciones a Argentina. En dos farmacias, las propietarias dijeron de manera irónica: «Pidánselos a Cristina».

Sin embargo, desde el Palacio de Hacienda dijeron al diario Clarín: «Las empresas calcularon mal los stocks y no tuvieron en cuenta los plazos normales de este tipo de trámite. Lo único que se aprueba de manera automática son medicamentos y vacunas».

Desde el Ministerio de Economía de la Nación informaron al diario La Nación que, el problema se encuentra en vías de solucionarse.

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here