Por Noelia Martín- Durante los últimos días se han suscitado en el país una serie de hechos que deben llamarnos a la reflexión como ciudadanos y como comunicadores. Una docena de casos de linchamientos en diferentes provincias de la Argentina, siendo el más grave en Rosario, Santa Fe, donde un joven falleció 48 horas después como debido a las heridas causadas por una horda de vecinos enfurecidos. Como consecuencia, se implementó en la provincia un fuerte operativo policial de controles a motociclistas para prevenir aparentemente los asaltos llevados a cabo por motochorros. Al respecto dialogamos con Cristina Espinosa: vecina, artesana,  estudiante de abogacía, integrante de la Campaña Nacional contra la  Violencia Institucional y madre de Juan Molinari, quien se ahorcó  en la comisaría local en 2009, envuelto en un caso de intento de  homicidio que conmocionó la ciudad.

En diálogo con Redacción Alta Gracia, Espinosa opinó: “los  linchamientos son hechos aberrantes, porque creo que esa gente fue  arengada desde los medios de difusión, desde los políticos diciendo `yo te comprendo, vos te sentís mal´, quiero decirles a todos estos  políticos y a estas radios si van a juntar dinero para pagarles a un  buen abogado porque esta gente se va a pasar 25 años en la cárcel, y  los que estaban mirando, no hicieron nada, también van a ser  llamados, porque tienen una responsabilidad penal (…)Escucho  todo el tiempo en los medios la frase `justicia por mano propia´: eso  no es justicia, la justicia, es otra cosa. El estado tiene el rol activo de  la justicia, lo que está pasando es algo preocupante y nos llama a una reflexión. Tenemos medios de difusión y candidatos presidenciales que realmente hacen todo lo posible para confundir a la gente y creo que lo hacen de manera adrede porque todos son profesionales”.

controles de motos cba capital La prisión preventiva es una potestad del juez, que se tendría que  dar en casos excepcionales, ya que el sospechoso tiene la  posibilidad de esperar el juicio en libertad. “Tendríamos que pedir  garantías para que puedan esperar su juicio en libertad. Y no pensar  que todo el mundo se va a escapar o va a amedrentar a los testigos,  esto no ocurre habitualmente. Me sorprende que Massa (Sergio) no    sepa eso. O que nuestro gobernador (De la Sota) piense que con más  policías los cuales están sospechados de un montón de cosas, vamos  a prevenir el delito. El delito se previene de otras maneras, teniendo  una policía más profesional, que haya estudiado, con políticas  criminales que no estén basadas en el control social sino en otros paradigmas como la prevención, pero no la que se está haciendo estos días, deteniendo a todos los que tienen portación de rostro ni de moto. Todas estas cuestiones las podemos hablar, pero no podemos pretender modificar la realidad basándonos en una sensación, el termómetro que tenemos de `me siento bien´, `esto me da seguridad´, `esto  no me da seguridad´ no es válido para poder hacer una política criminal óptima” aconsejó la futura abogada.

SENSACIÓN DE INSEGURIDAD

Con respecto a la “sensación de inseguridad” expresó: “hay que ser muy cautos en estas cuestiones, y no creer que todos tenemos la misma sensación, para mí, la inseguridad me la da gente que no se ocupa por ejemplo de respetar las garantías constitucionales, no respeta las leyes, me da inseguridad las golpizas en cárceles  y en comisarías: porque la gente común pasa a estar en un estado de indefensión: si se vulneran las garantías de A, también se vulneran las de Z”.

Además relató que en este momento, nuestro país está viviendo en un estado de democracia, estado en el que funciona perfectamente todo el aparato  judicial: tenemos leyes, constitución, funciona la seguridad porque está aceitado el tema de la educación, la inclusión social, la salud (porque todo eso también hace a la seguridad). Al estar todo en funcionamiento, no podemos decir que no tenemos seguridad. También descargó contra aquellos que acusan de un gobierno nacional ausente: “si hablamos lógicamente, es el gobierno provincial de cada provincia el responsable de los hechos”

cristina espinosaVALORES

En relación a los valores de la sociedad actual, afirmó: “otra cosa  que confundimos, son los valores  jurídicos que protegemos,  ¿un  reloj de oro vale más que una vida? Ahí estamos confundiendo  cuestiones que van más allá de lo jurídico, que tienen que ver con lo  ético, con el respeto a la vida y con que el otro merece un juicio  justo.”

PRODUCTOS SOCIALES

La militante por los derechos humanos dijo que es importante comprender  que todos los días, sobre todo desde la televisión, se nos convierte en productos sociales: “el ladrón si quiere algo, es un bien que necesita porque entró en una sociedad de consumo. Tenemos una gran cantidad de publicidades que todos los días nos dicen que somos en función de lo que tenemos”. Esto significa que la escuela, la religión, todos aquellos controles sociales `sanos´ fallaron antes, ya que esa persona optó por apropiarse de algo ajeno. El que lo castigó también es un producto social, según Espinosa, “con fines electorales”.

LA RESPUESTA

Desde los espacios que comparte la artesana, se plantea que la respuesta es estar presente a en los barrios, seguir apostando a la educación, a la inclusión, a la salud, al trabajo, “a que la gente entienda podemos mediante la participación ciudadana regular estos mecanismos que no nos gustan pero no hacernos cargo por mano propia”.

LAS LEYES

Eugenio Raúl Zaffaroni, Ministro de la Corte Suprema y reconocido especialista en derecho penal destacó ante los medios nacionales que «estos episodios son el resultado natural de una campaña de medios que lo que está haciendo es estigmatizar terriblemente a los adolescentes de barrios precarios. Esta estigmatización los convierte en chivo expiatorio y el resultado natural, cada vez que se construye un chivo expiatorio, es que lo maten», explicó.
El ministro de la Corte aseveró que «no se trata de ningún ajusticiamiento, se trata de un homicidio calificado que el artículo 80 del Código Penal establece que tiene una pena de 30 años llamada perpetua en nuestro texto vigente (…) Se trata de homicidio calificado, doblemente calificado: por alevosía y por ensañamiento», enfatizó Zaffaroni, e indicó que «una cosa es detener al sujeto y otra es matar a alguien a patadas».

Los medios de comunicación, sobre todo los de alcance nacional, tienen una gran responsabilidad en éste y otros temas (en diciembre pasado fueron los saqueos) al poner en agenda ciertos temas, darles la palabra a ciertas personas, políticos, profesionales y vecinos. Actualmente ningún medio o comunicador “parece” darse cuenta de la responsabilidad que tiene como formador de opinión de las masas. Muchas veces no se “apoya” un delito, pero se habla del tema durante horas, se exponen opiniones de vecinos que están a favor del mismo, se cuentan historias, se muestran fotos y videos una y otra vez alimentando el morbo y el espectáculo. Las masas no son inertes, pero muchas veces estos metamensajes hacen mella en la psiquis de las mismas produciendo un contagio. Tarde o temprano, se repiten los hechos en distintos puntos del país.

Legalmente, los medios de comunicación y sus oradores pueden ser denunciados por:

Instigación a cometer delitos. ( artículo 209 del Código Penal). – El que públicamente instigare a cometer un delito determinado contra una persona o institución, será reprimido, por la sola instigación, con prisión de dos a seis años, según la gravedad del delito y las demás circunstancias establecidas en el artículo 41.

Apología del crimen (artículo 213). – Será reprimido con prisión de un mes a un año, el que hiciere públicamente y por cualquier medio la apología de un delito o de un condenado por delito.

Fotos: Periodismo.com y prensared

Fuentes: Telam y Código Penal.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here