El viernes 5 de septiembre, una familia fue sorprendida por tres sujetos, quienes les sustrajeron sus pertenencias, ataron a los mayores y encerraron a todos en una habitación. Luego se dieron a la fuga en el vehículo perteneciente a las víctimas.

Los López estaban a punto de comer un asado en su casa de fin de semana, ubicada en Avenida Los Aromos al 500. Cuando aparecieron tres hombres provenientes de la zona del río, dos encapuchados y uno a cara descubierta. Uno de ellos estaba armado y le propinó un culatazo en la cabeza al padre de la familia, un hombre de 47 años. Él y su pareja (27 años) fueron maniatados con los cables de teléfono y junto a los niños, de dos, seis y ocho años años, fueron recluidos en una de las salas de la vivienda. Una media hora después lograron liberarse y dar aviso a la policía.

Los ladrones se llevaron una tablet, dos celulares, dinero y se marcharon en el rodado propiedad de la familia: un Peugeot 307, cuya patente es GGP 598. Desde la Departamental Santa María afirmaron no tener novedades del auto aún.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here