Por Freddy Cieres (para Redacción Alta Gracia, desde Sao Paulo, Brasil)-El agente de turismo Gira Alessandro Catenaci encontró la forma de hacer un negocio que a su entender es o al menos puede ser rentable, con el formato de una lata de sardinas. El hombre dirige la empresa «Conservas de aire»: fabrica latas con el «aire» de las ciudades brasileñas que se venden como recuerdos.

Catenaci es dueño de una agencia de viajes en Curitiba y encontró un recuerdo similar cuando visitó París veinte años atrás: una lata de chocolate con el «Paris Air». Incluso trajo a Brasil diez latas, pero como la etiqueta era de papel, se degradó con el tiempo.

Antes de la Copa del Mundo, el agente de turismo puso nuevamente a trabajar su cabeza y decidió invertir en el concepto. En busca de una idea viable y creativa para el formato, se encontró una lata de sardinas. Las primeras 3.000 latas con dibujos de Curitiba requirieron una inversión de 15 mil reales.

 El producto salió a la venta en octubre del 2013. Con el éxito, el empresario ha invertido en marzo del 2014, en otros cinco modelos: São Paulo, Río de Janeiro, Salvador, Brasil y Foz do Iguacu: cada una con su aire. Cada lata tiene un precio de 10 Reales y el empresario calcula vender 35 millones de latas en Brasil. 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here