Redacción Alta Gracia- El lunes 27 de noviembre se reunieron representantes de la Liga Infantil de Fútbol y de la Municipalidad de Alta Gracia para llegar a una solución a la problemática de la violencia en los partidos. La más viable sería pedir a la justicia una restricción de 500 metros de cualquier evento organizado por la liga para los imputados por lesiones. Cabe recordar que la misma fue suspendida unos quince días atrás por un hecho de violencia en la cancha de Central.

Daniel Villar, Asesor Letrado de la Municipalidad y presidente de Seguridad Ciudadana, manifestó a Radio Tortuga que pedirá al fiscal Emilio Drazile-quien lleva la causa- una restricción de 500 metros para las personas que agredieron a una familia en un partido entre Banfield y Platense, unas dos semanas atrás.

Faltan dos fechas para finalizar el campeonato y esta semana se debe decidir si continúa o no. Para que se lleven a cabo los siguientes encuentros, la liga debía presentar a la Secretaría de Gobierno alguna propuesta para evitar la violencia en los mismos. Se acercaron cuatro propuestas el pasado lunes 27.

Una de ellas propone la asignación de tres veedores por partido quienes tienen la responsabilidad de llamar a Seguridad Ciudadana o a la policía en caso de necesidad. Otra es la prohibición de la venta de alcohol en los comercios ubicados a 200 metros de la cancha donde se dispute la fecha.

Recordemos que la liga fue suspendida quince días atrás, tras una gresca en un partido.

 

 

Compartir esta noticia
(Visto 152 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here