Por Iván Moreira – Nuevamente el foco estuvo fuera de la cancha, otra vez los protagonistas no fueron los más chicos, ¿hasta cuando seguirá pasando?

Realmente cansa escuchar que la noticia está relacionada con la violencia, y no con lo que realmente importa; que los más chicos jueguen, se diviertan y aprendan.

El pasado fin de semana se disputó un encuentro de la categoría 2011 entre Boca y Malvinas. Las versiones y el informe del árbitro dicen que el referí cobró un penal en los últimos minutos para Boca.

El partido lo iba ganando Malvinas por 3 a 2 y luego del fallo del árbitro, técnicos, dirigentes y padres tomaron el protagonismo de la tarde, demorando la ejecución del penal 15 minutos.

El resultado, el penal, los fallos, quedan de lado. Lamentablemente, los insultos, gritos, enojos son los que arrasan con el fútbol infantil.

Es momento de decir basta, de erradicar a estos personajes de una Liga sana, la cual trabaja por el bien de los chicos, para educar y enseñar.

Es imposible con estos personajes seguir adelante, todos los fines de semana existe un hecho diferente, y lo peor de todo es que los jugadores, los más chicos, quedan involucrados en el medio de todo esto.

Viendo como los que deberían ser los ejemplos hacen todo lo posible para hacer mal las cosas. Llevando la violencia, y los malos valores afuera y muchas veces adentro de la cancha.

Dentro de la Liga Infantil, hay personas que están dispuestas a trabajar por los chicos, que entienden que el camino es el juego y la diversión.

Pero lamentablemente son muchos los que con su egoísmo, dañan a nuestra liga, a nuestro fútbol, a nuestros chicos.

La pregunta es, ¿hasta cuando seguirán ocurriendo estas cosas?. La respuesta y la solución es fácil : Cuando se ponga como prioridad a los chicos y no a los resultados.

Foto ilustrativa

Compartir esta noticia
(Visto 316 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here