Cadena 3- El intruso recibió el impacto en el cuello. Está en coma y con respiración mecánica en el Hospital de Urgencias. Tres hombres fugaron en una camioneta. Fue en el sur de la capital provincial. 

Policías y peritos judiciales de la ciudad de Córdoba investigan los entretelones de un sangriento episodio que dejó al borde de la muerte a un hombre, de 29 años, herido de un escopetazo en el cuello.

El grave suceso se registró este domingo a la tarde en un establecimiento rural ubicado a la altura del kilómetro 6,5 de Camino a San Carlos, en el sur de la capital provincial.

Según los primeros testimonios, cuatro intrusos que se movilizaban en una camioneta ingresaron al predio propiedad de Carlos Calvo, de 68 años. Esta persona descansaba junto con su mujer cuando escuchó ruidos sospechosos por los que salió de su habitación llevando una escopeta doble caño.

En esas circunstancias se enfrentó con un desconocido quien, según el dueño de casa, lo apuntó y por lo que Calvo le efectuó un disparo que alcanzó al sospechoso en el cuello.

Por testimonios de vecinos, se aseguró que tras el estampido otros tres hombres jóvenes fugaron en la camioneta, abandonando al herido.

Poco después llegó una ambulancia en la que el herido, Franco Galván, de 29 años, fue llevado al Hospital de Urgencias donde quedó internado en delicado estado.

El subdirector del centro de salud, Maximiliano Titarelli, informó a Cadena 3 que el presunto delincuente está «muy grave». «Ingresó con una herida de proyectil de carga múltiple en su rostro y cuello, que le provocó lesiones vitales de arteria carótida, vena yugular y fractura del maxilar», añadió.

Luego, explicó: «Lo más importante son las lesiones vasculares que trae el paciente con desangrado importante. Por esto, fue operado inmediatamente y ahora está cursando su posoperatorio pero con inestabilidad hemodinámica, en coma y respiración artificial. En otras palabras, con mucha gravedad».

Hay un dato que no es menor, a pesar que el productor rural asegura que el intruso lo apuntó, que en el lugar del hecho no se encontró otra arma más que la escopeta utilizada por Calvo, la cual fue secuestrada por la Policía.

Ahora se espera poder difinir judicialmente la situación del dueño de casa.

 

Foto: La Voz del Interior

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here