Cba24n- Se trata de un espacio del Equipo Argentino de Antropología Forense, que participará de la causa Santiago Maldonado.
Con sobrada experiencia en el análisis y la identificación de restos NN que datan de la última dictadura cívico-militar, el laboratorio de genética forense que conduce Carlos Vullo, en Córdoba, cumplimentó tareas del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

En ese marco, también intervendrá en el caso Santiago Maldonado, con el análisis de ADN del cuerpo hallado el pasado martes durante el rastrillaje ordenado por el juzgado federal de Esquel en el río Chubut.

En diálogo con el programa Cara y Cruz, Vullo confía en que a priori, dependiendo del estado de preservación, su tarea “no sería muy complicada”, aunque dependerá de las muestras que reciba desde la autopsia que se realiza en Buenos Aires. “Hay que ver cuando llega la evidencia, con cadena de custodia. El análisis de tejido blanco puede demorar cuatro días como máximo; y si son huesos o dientes, entre una semana y quince días” narró.

La noción de “producir” un perfil genético es la especialidad que desarrolla el profesional, junto a las siete personas que desarrollan tareas en el lugar. Seguramente se seguirá la línea de trabajo del EAAF, que “concilia con un área de coordinación de identificaciones”, donde se juntan “múltiples” datos, desde “los biológicos, los ante morten hasta los tatuajes que pudiera tener”.

En el marco de esa identificación multidisciplinaria, consideró a radio Universidad que la genética es un área “muy poderosa”, que sostiene casi un cien por ciento de certeza. Vullo apuntó: “A la par de nuestro trabajo, se analizan muestras de referencia, por ejemplo de los padres, en otro laboratorio en paralelo. Allí se cotejan perfiles en base al supuesto (el vínculo familiar) que se está planteando”.

Compartir esta noticia
(Visto 83 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here