Por Paulina Cocina– El tabulé es quizás la ensalada árabe más conocida. Tiene ingredientes muy habituales para nosotros, vale la pena saber hacerla. Y vale más la pena hacerla con amor y paciencia. Es exquisita.

¿Vieron cuando una hace un sofrito con tiempo y ganas?, ¿vieron que una corta despacito la cebolla, el ajo, el ají, con paciencia?, ¿vieron esa sensación de calentar el aceite, pensar en el tiempo de cada ingrediente? Eso es amor.

Yo tengo la teoría de que los árabes ponen en las ensaladas el amor que otras culturas ponen en los sofritos.

El tabulé es quizás la ensalada árabe más conocida. Tiene ingredientes muy habituales para nosotros, vale la pena saber hacerla. Y vale más la pena hacerla con amor y paciencia. Es exquisita.

Aquí, una de las tantas variantes:

¡Atenshon!

Uno de los secretos de un buen tabulé pasa por entender el papel del perejil en la ensalada. En este caso no es, como solemos usarlo habitualmente, un condimento. El perejil es aquí tan protagonista como el tomate. Hay que ponerle mucho. Cuando le hayas puesto bastante, ponele más. En el color de la ensalada, el verde será fundamental y no solo un toque.

Ingredientes

son bastante sencillos

  • 1/2 taza de trigo burgol
  • 3 tomates
  • 1 pepino
  • 1 cebolla pequeña o 1/2 grande
  • 1 manojo grande de perejil (1 taza aprox.)
  • 1 manojo más pequeño de menta (más o menos 1/4 de lo que pusimos de perejil)
  • Sal, limón y aceite de oliva

Receta Tabulé

1. Lo primero es remojar el trigo burgol: cubrir apenas con agua caliente y dejar una 1/2 hora. Si hay exceso de agua, retirarla, tiene que quedar lo más seco posible.

2. Cortar el pepino, la cebolla y los tomates, a mí me gustan en cuadraditos muy pequeños, pero puede ser de otra manera.

3. Picar el perejil y la menta de forma grosera, no demasiado pequeño.

4. Mezclar todo bien mezcladito y condimentar con sal, bastante jugo de limón y aceite de oliva.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here