Redacción Alta Gracia- Carina Zejdlik, su autora, presentó su segunda obra en su casa, frente a sus seguidores.

Zejdlik comenzó este libro «expulsando» sentimientos internos, relacionados a su diagnóstico de “carcinoma ductal infiltrante” -cáncer de mama-. Además de ella, escriben otras personas: su hermana Romina Zejdlik, la escritora Claudia Tejeda le hizo el prólogo, Facundo Juárez, Guillermo Maldonado, Germán Lamberts- best seller por la saga África- y Noe Sorsini, fundadora de la Fundación Amazonas de Córdoba.

Fotos: FB Carina Zejdlik.

Siempre presenta sus libros en el marco del comienzo de octubre, mes de concientización y detección temprana de cáncer, sobre todo de mama.

«La Cita» es una historia de quince capítulos, «que tiene que ver con ese proceso y ese diagnostico, frases cortas con vocabulario cotidiano, que finalizan con prosas y poesías y el último capítulo es enteramente de poesías» relató en el aire de la 103.9 FM Alta Gracia. El libro va a estar en las salas oncológicas.

«Convoca a todas esas mujeres que me habitaron y actualmente me habitan con sus demonios y ángeles, aquellas que tuve que soltar y aquellas externas que me contienen: madre, hermanas, hijas, amigas y anónimas que se acercaron de una u otra manera» explicó.

El antecedente es «Retratos de las cosas simples». Y la autora contó: «comencé a escribir de manera casual, tras la última `quimio´, algo muy chiquito en facebook casi todos los días. Y a partir de ahí me empezaron a llegar mensajes de gente que no conocía, a los que yo ayudaba con mis escritos y que me ayudaban a mi».

VER TAMBIÉN:

EL DIAGNÓSTICO

«En 2017 un lunes cualquiera, me palpé y encontré un bulto en mi mama derecha. Ese martes en vez de ir a trabajar, me fui al médico, me hicieron una ecografía, una mamografía y como no les gustó lo que vieron, al otro día me hicieron una punción. El 13 de junio me diagnosticaron cáncer de mama en un bi-rads 4. A partir de allí siguieron tratamientos, operaciones, 15 quimios, 35 rayos, otra medicación, fue intenso. El cáncer nunca es de repente, hay anticipos, pero no hay causa determinante, puede ser ambiental, stress, ritmo de vida. Es silencioso, no duele, por eso cuando lo descubrís por lo general está avanzado. Hoy no tengo presencia de la enfermedad, los tratamientos son muy agresivos pero gracias a ellos ya no la tengo. Recibí muchísimas manos, no estuve sola, no sólo las más próximas, la fe de lo que sea, los anónimos».

Ante la pregunta de como lo recibió su familia, Carina expresó emocionada: «para mis padres, fue muy fuerte porque creo que nadie espera que tus hijos tengan ese diagnóstico. Mis hijos son espíritus libres, dos demoraron un viaje. Mi marido, Juan creo que atajó mis enojos, mis ausencias, puso su mejor voluntad, es una persona muy estable y silencioso. Todos lo vivieron desde su lugar. La familia es primordial y la cabeza bien plantada de la persona que transita el diagnóstico. El abrazo, el contacto, hacer actividad física, comer sano, informarte. Yo les puedo contar mi experiencia, pero ningún cáncer es igual en todas las personas. Para mí no es una enfermedad, es un síntoma de algo que tiene que salir.

Yo me metí para adentro, aunque salí para afuera en las redes y ahora estoy mas rebelde y libre que nunca. En mi caso el cáncer no es sinónimo de muerte, yo tuve muchas herramientas no todos la tienen, eso ayuda. Yo encontré poner la voz interna en palabras, salieron y tomaron vuelo, que aunque no tuviera los medios seguiría publicando».

¿Cómo se detecta?

«Lo más importante es hacerse los controles anuales a partir de los 40 años. Antes de los 40 si tenes antecedentes, sino te los pide el doctor, pedísela vos. Hoy la difusión y la contención es muy importante. En Córdoba, este mes, recorrerán la provincia cuatro mamógrafos y se inaugurarán cuatro más que realizan mamografías gratuitas en lugares inhóspitos». Ocho de cada diez mujeres son propensas a un diagnóstico de cáncer.

Fundación Amazonas de Córdoba

La escritora altagraciense pertenece también al grupo de Amazonas, que hacen remo en los espejos de agua de la provincia para prevenir el linfedema y contribuye a la recuperación post quirúrgica del cancer de mama. Recientemente incorporaron la arquería.

“Las Amazonas» en la mitología griega era un pueblo de mujeres guerreras que por supervivencia se anulaba un pecho, así facilitaban el manejo de la lanza, el arco y las flechas. Eran leales y protectoras entre ellas y para con su tribu, al igual que lo somos nosotras en la nuestra «Amazonas de Córdoba».

«Somos un gran grupo, que con tan solo dos años de vida sumamos casi 80 valientes guerreras, remamos en los espejos de agua de Córdoba… aún en kayaks y canoas hasta contar con nuestro BOTE DRAGÓN que esperemos llegue pronto… Todas con una actitud increíble ante la vida, aprendiendo a cada paso de esta aventura que es VIVIR!!» reza en su muro de FB.

El equipo nace en Febrero de 2017, Miembro de IBCPC desde Diciembre 2017.

Para comunicarse con nosotras: Fundación Amazonas, organización sin fines de lucro. (Pers. Jur. 336 «A»/17 04/09/2017) email: amazonasdecordoba@gmail.com, Facebook: «Amazonas de Cordoba», Instagram: @amazonasdecordoba

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here