Redacción Alta Gracia- El Colectivo Ni Una Menos Alta Gracia se manifestó en la tarde del lunes 10, en Plaza Solares, pidiendo justicia por Micaela García, quien fue violada y asesinada la semana pasada en Gualeguay, Entre Ríos. 

Unas cincuenta personas acompañaron al grupo, con la presencia de las concejalas Daniela Ferrari y Jésica Heredia de Unión Por Córdoba.

«La actividad fue muy sencilla: hicimos carteles por Micaela, usamos pañuelos negros y violetas, la Agrupación «Evita» leyó un comunicado y luego el colectivo un documento, cortamos la Avenida Belgrano unos quince minutos y finalizamos con un minuto de silencio» contó Saira Azúa, referente del colectivo.

«Cumplimos nuestra expectativa: cada vecino que suma es un logro. Ya no somos las mismas diez locas gritando en la plaza, ayer fuimos cincuenta»

DOCUMENTO LEÍDO POR NI UNA MENOS ALTA GRACIA

«Micaela es el rostro que hoy tiene la incompetencia del Estado, de una justicia machista y patriarcal que libera violentos abusadores, de un Estado que no prevé ni nos da respuestas claras.

Estamos gritando el nombre de una voz silenciada, de una compañera feminista, una compañera que mataron por ser mujer.

No nos alcanzan más el cuerpo y el alma para tanto dolor que se nos hace rabia ígnea, puño, garra.

¿De qué nos sirve su discurso demagógico y sus fotos hipócritas? Irrespetuosa es su presunta preocupación, cuando su accionar la contradice. Que no se atrevan a pronunciar el Ni Una Menos, que para nosotras es carne, sangre, derecho, y para ellxs solo es slogan para el día de la mujer.

Que no se atrevan a  callarnos y que nuestro objetivo de políticas de estado no quede siempre en el tintero.

Ni Una Menos no se consigue rezando ni esperando, ni mucho menos recortando presupuestos o dando discursos que quitan las responsabilidades de donde deben estar. Se hace desde el compromiso real, con prevención y seguimiento de todos los delitos cometidos contra una mujer, el niunamenos es tan amplio cuando hablamos de los derechos y las libertades que nos arrebatan.

Exigimos justicia con perspectiva de género, con estadísticas reales sobre las que podamos trabajar con capacitación para funcionarios policiales y judiciales, que eviten las aberraciones jurídicas que las mujeres sufrimos a diario, con debates claros sobre el accionar del Estado en un país donde asesinan a una mujer cada 18 horas.

Dice Patricia Bullrich, ministra de seguridad de la Nación, que «se está analizando una nueva estrategia comunicacional para evitar el efecto contagio de los femicidios» Como si lo que se cobra la vida de una entidad femenina cada 18 horas fuera un resfrío. Esa es la importancia que le da la señora Bullrich a la muerte de sus congéneres: un resfrío.

Hacemos un llamado a toda la comunidad para seguir exigiendo la declaración de emergencia nacional y la efectiva implementación de la ley de protección integral de la mujer, con el correspondiente presupuesto acorde para prevenir, sancionar y erradicar todas las violencias hacia las mujeres. Y también las y los invitamos a seguir cuestionando la violencia machista en cada uno de nuestros espacios, en las casas, en las escuelas, en las universidades, en los trabajos, en el barrio, con las y los amigos: cuestionemos las desigualdades, rechacemos los discursos que pretenden justificar la violencia y culpabilizarnos a las mujeres, no sigamos reproduciendo estereotipos de género, eduquemos la diversidad y el respeto, levantemos la bandera del feminismo como un futuro posible para hacer de este un mundo mejor. De camino a nuestras casas queremos ser libres, no valientes. Por Micaela y por cada una de nuestras mujeres: fue la justicia, fue el Estado, fue tu machismo, fue el patriarcado.

EL FEMICIDIO DE MICAELA

La joven fue hallada el sábado 8 por la mañana en un descampado, desnuda, muerta y con signos de violencia física y sexual. Permaneció desaparecida una semana. La joven, de 21 años, militaba en la Agrupación «Evita» y en Ni una menos. Por el hecho hay un hombre detenido, Sebastián Wagner, y se sospecha la participación de un colaborador. El terrible suceso ocurrió en la ciudad de Gualeguay, Entre Ríos.

Además, Nicolás Mattiaud, senador provincial por Gualeguaychú, pidió ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, juicio político y remoción del juez de Ejecución de Penas de esa ciudad, Carlos Rossi, por la liberación de Wagner- el detenido había violado a dos jóvenes anteriormente y fue dejado en libertad-.

 

 

Fotos Gentileza Colectivo Ni Una Menos

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

1 Comentario

  1. Para el grupo de las motos…van a tener que proteger su propiedad a traves de uma ley,porque en rosario (sta de) por decreto municipal te param, te la llevan al corralón ,te cobran fortunas ( multas impuestos,dias de estadias)que no podes pagar ,luego van a remate o a compactera o desguase..y no podes hacer..Nada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here