Por Noelia Martín- La Jueza Graciela Vigilanti recibió a REDACCIÓN ALTA GRACIA en su despacho, luego del festejo de los 25 años de Tribunales. La magistrada es desde 1992 hasta hoy, la máxima autoridad en lo Civil en Alta Gracia.

Vigilanti se recibió en 1978 como abogada, trabajó unos catorce años en Córdoba Capital a nivel particular en el área civil, fue profesora y rectora del Pío XII en Despeñaderos, hasta que fue nombrada jueza en el Juzgado local.

Inauguración de la sede local, allí se encuentra la Jueza Vigilanti junto al periodista Eduardo Noelack. (Foto Gentileza Iris Brito del Pino)

¿Cuáles son las diferencias en el desafío de ser mujer juez en 1992 y hoy?

Ser mujer juez aún hoy tiene sus diferencias porque si bien la sociedad tiene otra mirada, aun cuando nosotras dentro del poder judicial trabajemos para juzgar con una perspectiva de género, existe lo que se llama «el techo de cristal» donde todavía cuesta aceptar algunas cosas porque el patriarcado está enduido en nuestra sociedad, hasta en nuestras propios pensamientos.

Apenas inicié, debía demostrar que podía y yo que soy de esta ciudad para mí era un compromiso, con la mejor predisposición para que se tratara de un verdadero servicio la administración de justicia. A veces habrá salido bien, otras no tanto pero siempre con la mejor intención. Y con un grupo que desde los inicios siempre fuimos gente muy trabajadora.

Siempre tuve buenos compañeros, como el Doctor Maggi y el Doctor Moll en su momento y secretarios como el Doctor Ruarte-hoy Ministro de Familia-, acompañándome en la tarea. Alejandro Hueis que hoy es camarista, la doctora Fontana de Marrone que es juez… han crecido todos.

Alta Gracia es muy rica en las posibilidades de crecer. No sentí una gran diferencia siempre hubo una gran apertura y acompañamiento del Tribunal Superior de Justicia. Directivos, subdirectores, Alta Gracia siempre tuvo las puertas abiertas de sus superiores, faltan muchos objetivos por lograr, pero yo soy una agradecida.

La creación del Juzgado Civil 2º Nominación, a cargo de la Doctora Cerini, el doctor Claudio Lazzo, como Juez de Control, los dos fisacales, mi gran amigo Emilio Drazile, Peralta Otonello, las asesoras, el equipo técnico-desde 1998-, cada uno en su función, ha intentado fortalecer el sistema de justicia.

La responsabilidad más grande es mostrarle y enseñarle a la comunidad la perspectiva de género y actuar en consecuencia. Desde un punto de vista pedagógico, también hemos tenido reformas de leyes, un sinnúmero, entre ellas la Ley de Violencia Familiar, cambios en el Código Civil y Comercial a nivel nacional, con una nueva mirada, que ha receptado un montón de criterios que nosotros ya veníamos aplicando. Administrar justicia es un servicio, no es fácil y nos obliga a todos los integrantes del poder judicial, mirar hacia afuera y ver de que forma podemos ayudar a solucionar los conflictos.

Edificio actual.

MUDANZAS

La primera sede funcionó en Olmos 79 en una pequeña casa, en el gobierno de Julio Barrientos. En 1999 se mudaron a la casona donde se encuentran actualmente. Allí se instaló el Juzgado Civil y de Control y una fiscalía. Hace unos años se alquiló otra propiedad, ubicada en Franchini 276, donde actualmente se encuentra el Juzgado de Control, el Equipo Técnico y Asesorías. También se instaló una oficina para atender los casos de Violencia Familiar sobre calle Grenón, a la vuelta de Tribunales.

Varias de estas dependencias están a la espera de una nueva mudanza a calle Urquiza, a pocos metros de España-donde funcionaba la Escuela Manuel de Falla-. Se está acondicionando el edificio para ello.

Dos años atrás la Municipalidad de Alta Gracia le donó a la entidad una hectárea en Potrero de Loyola, sito frente al nuevo edificio del Instituto El Obraje. «Es un anhelo de todos» manifestó Vigilanti. Por el momento se está previendo junto a la municipalidad llevar los servicios esenciales al lugar e introducir el proyecto en el presupuesto de Tribunales. «La idea es, en un principio, construir un edificio austero, pero con una dependencia policial y una del banco, para que se solucionen todos los trámites en el sector» relató la jueza.

 

FESTEJO DE LOS 25 AÑOS DE LOS TRIBUNALES ALTA GRACIA

El encuentro se realizó en Casa Mariápolis, el sábado 4 de noviembre, pero la verdadera fecha del aniversario fue en julio pasado. Allí se brindó un cóctel y un almuerzo con motivo del festejo, que reunió a los actuales empleados con los antiguos, muchos que viajaron desde otras ciudades y provincias.

Asistieron al evento: el Vocal del Tribunal Superior de Justicia Doctor Luis Rubio, la Directora Académica de la  oficina de la Mujer,  delegada de la AMJA,  Doctora Cafure de Battistelli, la Fiscal Adjunta del Ministerio Público Fiscal,  Dra. María Alejandra Hillman; autoridades de la sede judicial Alta Gracia: Dra. Graciela Vigilanti, Dra. Graciela Cerini, Dr. Claudio Lasso, Dr. Emilio Drazile, Dr. Alejandro Peralta Otonello,  Dra. María Alejandra Assadourian, Dra. Graciela Berta Gamboa de Ullio y demás autoridades. Además estuvieron presentes, el Legislador Departamental y Presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial, Dr. Walter Saieg, la Legisladora Departamental Amalia Vagni y el Intendente Dr. Facundo Torres. También el Presidente de de la Asociación de Magistrados, Dr. Mario Capdevilla, miembros de la comisión directiva, el Presidente del Colegio de Abogados de Alta Gracia, Flavio Molgara, autoridades de la Departamental Santa María y autoridades del Gremio del Poder Judicial.

Vigilanti emitió un discurso en el cual refirió que se trataba de un «momento de reencuentros y de reflexión». «Estoy convencida de que las historias institucionales, sin duda atraviesan la vida de las personas que la constituyen. Muchas horas de nuestra historia, transcurren en las instituciones, en los espacios en los cuales se van consolidando vínculos, amistades y pertenencia. Así también, la impronta de quienes la conforman otorgan identidad a la misma.» Por ello se llevó a cabo un reconocimiento a aquellos que ejercieron sus actividades desde los primeros años y a otros que aún hoy continúan allí: Roxana Cardo; cumpliendo funciones en el área de administración, Marcela Fraga; psicóloga del Equipo Técnico, Miguel García; quien trabaja en Asesoría Letrada con competencia múltiple, Daniel Ayetti; notificador ad hoc, Walter Iglesias, quien hoy es Secretario de Instrucción en Río Segundo y el Doctor Peralta Otonello quien comenzó meses después como empleado y hoy es el Fiscal del Turno II.

Finalmente la magistrada propuso «seguir apostando a trabajar por una mejor justicia».

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

1 Comentario

  1. Soy de Alta Gracia pero vivo afuera.
    Me gustaría saber que influencias tiene el papá de Juan Cruz para que usted haya dado el fallo a su favor, porque me parece tan injusto todo esto,se puede preguntar y respetar la decisión de la criatura?
    Que pasa si la criatura quiere estar con su mamá?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here