Por Noelia Martín- José Mole y Nélida De Mayo cumplieron cincuenta años de casados el 26 de agosto y festejaron de manera humilde junto a los suyos. Les contaron a unos pocos de la hazaña. Sus seis hijos les regalaron un viaje a Mendoza para rememorar su luna de miel.

Nélida De Mayo de Molé tiene 76 años y se dedicó a la docencia. Enseñó en el Instituto Anglo Americano, en José María Paz y en la escuela Presidente Irigoyen de Villa Oviedo. José Molé también tiene 76 años, es arquitecto y fue profesor en el Instituto Anglo Americano, en ENSAG y en El Obraje. En los últimos años también ha participado en la política, y fue candidato a intendente en 2007 por el ARI Socialismo. Ambos están ahora jubilados.

SU HISTORIA

Sus familias se mudaron a Alta Gracia desde Buenos Aires por distintos motivos cuando ambos eran chicos. Los Molé se vinieron desde Avellaneda, provincia de Buenos Aires para curar el asma del padre de José. Nélida es oriunda del Barrio de Caballito.

Se conocieron en la secundaria, fueron amigos y luego se pusieron de novios. Se casaron un par de años después y  tuvieron seis hijos, cinco varones y una nena. Actualmente  tienen nueve nietos, una bisnieta y uno que viene en camino.

LA ENTREVISTA

Interrumpo en su rutina y les pregunto si me pueden contar sobre sus cincuenta años de casados. Acceden, tímidos, se sientan juntos frente a mí y me relatan su vida. José apoya su mano en el hombro de Nélida y ella pone su mano en la rodilla de José, apoyándose mutuamente en cada palabra…

_ ¿Cómo se conocieron y en qué año?

JM _ Nos conocemos hace 63 años, empezamos juntos la secundaria, cuando el Colegio Nacional tenía dos cursos, primero y segundo año, entramos en primer año en 1951. Se daba clases en la Escuela San Martín y a mitad de año nos pasaron a la calle Lozada (donde hoy funciona el IPEM Rodolfo Bútori). Así que desde el  1 de abril que comenzaron las clases que nos conocemos. Fuimos compañeros durante cinco años del bachillerato, más ocho años y cinco meses de novios, me aguantó la carrera, el servicio militar… Así que eso suma unos 63 años. Nos pusimos de novios al terminar la secundaria. Nos llevábamos muy bien, pero yo era muy “cobarde” (no fue esa la palabra que utilizó José pero significa lo mismo). Algunos decían que parecíamos hermanos…

Recién cuando salimos del secundario y empezó el año `56, yo pensé “acá la pierdo” y ¡algo tuve que hacer!

NM_ Y  aparte yo venía diciéndole a mis amigas desde tercer año que yo me iba a casar con él. Lo tenía marcado ya, no podía decir que no (risas).

JM_ Según lo veo yo, la ventaja de conocerte en la adolescencia es que te mostrás como sos, alguna vez le dije una guasada y se enojó, no me habló por tres días. Nos veíamos todos los días,  ya sabíamos cómo era cada uno.

NM_ Después de ocho años y cinco meses, nos casamos y fuimos a Mendoza de luna de miel. Y al año (en junio) nació mi primera hija, Nélida.

JM _ Por suerte pasaron diez meses, sino en aquella época… (risas)

NM _ José Luis nació en junio del año siguiente y Juan Manuel nació en mayo (se llevan un año los tres primeros acota José). Y Eduardo en junio del año siguiente. Después  Diego nació a los dos años.

JM_ Y luego vino uno descolgado ocho años después: Andrés.  Son seis en total, cinco varones y una mujer. Estábamos buscando la hermanita para Nélida, ¡pero seguían llegando los hermanitos!

_ Este año festejan su aniversario volviendo a Mendoza…¿ya habían vuelto al lugar?Noe

JM _ Si recorreremos los mismos lugares que en la luna de miel.

NM _ Nunca volvimos a Mendoza. Hemos ido a Mar del Plata a visitar a mi hija. José si ha viajado más acompañando a sus alumnos en los viajes de fin de curso.

Nélida y José van dando conclusiones: “Así fue nuestra vida, muy feliz. Hay una cosa que no podemos entender: ¿cómo se rompe un matrimonio? José dice que si eso sucede, no se han querido realmente. Una de las bases es el respeto real que nace del corazón. No creerse superior al otro.

JM _ Una vez leí una máxima interesante en la Revista “Selecciones” decía: “Una amistad que termina nunca fue amistad” y yo lo trasladé al amor, si termina, ¿lo fue realmente? Una vez hicimos una división entre días buenos y no días malos: “días duros”, no hubo días malos.

NM_ Hemos sido y muy felices y lo somos ahora que estamos libres de los chicos, bueno, tenemos los nietos…pero somos tan felices como cuando nos casamos, tal vez mejor, porque cuando te casás tenés que tomar muchas decisiones, compromisos, en cambio ahora estamos muy tranquilos.

Es muy sencilla nuestra vida pero muy valiosa para nosotros. Cuando nos casamos, pensábamos “nosotros vamos a estar juntos cuando seamos viejitos”, como un deseo, de que no nos fuera a pasar nada… Crecimos juntos: pasamos la adolescencia y la juventud. La pasamos bien, con los altibajos que se tienen con una enfermedad, con un chico enfermo, pero eso es normal. Yo los pude criar bien. José ayudaba siempre. En aquella época teníamos los famosos catre de baño, yo bañaba a Nélida se la pasaba a José, él la secaba, la entalcaba y la vestía. Después con José Luis y así sucesivamente. Les daba la mamadera, los llevaba al médico, me ayudaba muchísimo…

_ Una característica del otro que les guste mucho…

NM _ A mí de él me gusta todo, es muy compañero, muy sincero, no te va a mentir nunca, todo, ya en tercer año yo lo elegí así que tengo que haber visto muchas cosas en él como compañero.

JM _ Todo, nos llevamos bien, es una excelente compañera. Hace un tiempo hice un ejercicio mental, me puse a pensar “¿qué hubiera sido de mi vida si no la hubiera conocido a ella?”…¡ni idea! ¡No me imaginaba! Ella es mi historia, 63 años en distintas situaciones, compañeros, novios, matrimonio, uno es la historia de otro, no puedo decir nada particular.

 

Y cuando terminaba la entrevista, el “profe” Molé me dio el título de la nota: “como dice la letra de la canción `Quiero ser agua fresca´de José Luis Perales; `compañeros de viaje hasta el fin´”.

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

2 Comentarios

  1. se a lo mejor NO SER SU MEJOR AMIGO, SOLO SU COMPALERO DE ESTUDIOS Y DE AÑOS TRASCURRIDOS Y QUE SON MUCHOS, CREANME SI LES DIGO QUE ME VEO EN USTEDES, COMO UN AMIGO DE TANTOS DE LOS QUE SEGURAMENTE TIENEN
    LES ENVIO UN ABRAZO , Y UNA DISCULPA QUE CON MI ACTITUD ESTUPIDA A VECES TUVE
    UN COMPAÑERO DE ASALTOS Y COLEGIO DIEGO BOLZONI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here