Cadena 3- El intendente de esa ciudad, Luis Picat, contó las atractivas actividades que ofrecen y cómo se reinventaron para activar la economía local.

Picat, además, admitió que «no están acostumbrados» a tener una cifra distinta de visitantes a comparación del año pasado, cuando por día rondaba entre 50 mil a 100 mil turistas.

«Es un enero atípico de pasar a entre 50 a 100 mil personas por día a tener una cuidad con movimiento normal. Se extraña, pero eso no quita que no tengamos oportunidades. Tratamos de poner la ciudad en modo turista con diferentes actividades hasta semana santa desde diciembre», indicó.

Tras la cancelación por el coronavirus del tradicional Festival de Doma y Folklore, el cual llegó a generar un ingreso de 650 millones pesos en la economía regional, el intendente enumeró la nueva propuesta turística.

«Ofrecemos nuevas propuestas como la visita al patrimonio de nuestra ciudad, el Museo Jesuítico, que tiene 403 años y es un lugar bello con una historia rica. También, hemos puesto en valor el río, la costanera y el parque del oeste que tiene una reserva con avistaje de aves y diferentes actividades relacionadas al deporte o al arte», precisó.

Por último, Picat indicó que el «fuerte» de la ciudad son los tres paseos gastronómicos, donde también ofrecen peñas y con ocupación total todos los fines de semana.

«En diciembre, teníamos el 35% de ocupación, pero ahora la primera quincena de enero ya contamos con un 60 a 100 por ciento de ocupación dependiendo el alojamiento», detalló entusiasmado.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here