Por Claudia Moreno- Tal como adelantó este medio la Cámara de Civil y Comercial de la 7ª Nominación solicitó a la fiscalía de Alta Gracia que se investigue si hubo comisión de delito por «desobediencia a la autoridad» en la que habrían incurrido funcionarios de la Municipalidad de Alta Gracia y empresarios del  emprendimiento ubicado en Av. Sarmiento 248

De manera casi simultánea a los anuncios de derogación de la ordenanza que permitió que Cocó Restó Pub pudiera funcionar en calle Sarmiento 248, dos días antes de la sorpresiva conferencia de prensa que brindó el intendente Facundo Torres, el 1 de julio ingresó a la Fiscalía de Instrucción de Alta Gracia la solicitud de investigación de la posible comisión del delito de desobediencia a la autoridad.

El pedido que realiza la Cámara y que ya había puesto en conocimiento a las autoridades locales y a los propietarios del restó en su resolución del 25 de junio, también fue girado al Fiscal General de la Provincia de Córdoba Dr. Alejandro Moyano.

Fuentes vinculadas a la Fiscalía local indicaron a REDACCIÓN ALTA GRACIA que, concretamente la Cámara elevó los antecedentes a la Fiscalía en relación al amparo que habían interpuesto vecinos lindantes al emprendimiento.

Según el escrito al que tuvo acceso este medio, la  Jueza de Alta Gracia, Dra. Graciela Isabel Cerini dispuso como medida cautelar «.. ordenar a la Municipalidad de Alta Gracia que se abstenga de otorgar cualquier habilitación, precaria o definitiva, que permita funcionar el emprendimiento comercial ubicado en (…) hasta tanto se resuelva en definitiva la presente acción», o sea el amparo.

resolucion_allEsta medida- según fuentes vinculadas a la Fiscalía local- fue apelada pero la Cámara ordenó a los dueños del Restó y al municipio que «deben abstenerse de poner en funcionamiento el establecimiento».

Sin embargo, con la apertura del local los días subsiguientes la Cámara entiende que se desobedeció a la orden judicial y, además de la multa que ronda los 16 mil pesos diarios se habría incurrido en el delito de desobediencia (estipulado en el artículo 239 del Código Penal de la Nación).

Por otra parte, este medio consultó a fuentes vinculadas al ámbito político sobre la incidencia que tendría el anuncio del Intendente de enviar al Concejo el proyecto de derogación de la ordenanza de excepción y que este miércoles fue girado al Concejo en Comisión.

Algunos indicaron que no tiene incidencia ya que, al derogarse la ordenanza no se «exceptúa» de lo que haya sucedido con anterioridad a la misma. Es decir, no se desliga el municipio de lo que se aprobó y/o habilitó. Otros prefirieron la cautela y no adelantar opiniones que pudieran incidir en el proceso.

Finalmente cabe también la posibilidad que los empresarios, Goya y Expósito inicien acciones legales contra el Municipio por haberles permitido- por acción u omisión- tanto la continuidad de las obras del boliche y Restó como la habilitación para el funcionamiento del restaurante,  el cual tampoco estaría autorizado por la justicia ya que determinó que el Municipio se abstenga de habiliarlo parcial o totalmente.  Esto, en caso de llevarse a cabo, implicaría un prejuicio al erario público por miles de pesos

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here