Por Noelia Martín– Muchos hemos girado en esa calesita. Muchos llevamos hoy a nuestros niños allí todavía. Nada más sano y más divertido que ver sonreír a tus hij@s arriba del caballito. La historia de la calesita del caracol, aquí en esta nota.

El día coordinado para la entrevista, resultó ser un sábado muy ventoso y muy frío, sin embargo, Carlos Alberto “Bebe” Martínez abrió las puertas de Bebelandia para recibirme con mis hijos. Mientras nosotros charlábamos, los pequeños dieron unas cuantas vueltas.

El sitio cumplió sus primeros treinta y tres, el 6 de enero, es decir, se inauguró en 1985. Sus primeros años fueron muy exitosos, sobre todo el día del niño y el día del aniversario-coincidente con Reyes-. Hoy `Bebe´cuenta que la infancia se ha reducido al período anterior a la primaria y que muchos padres prefieren darles `pantallas´a los chicos y tenerlos adentro en vez de llevarlos a la calesita.

NM_¿Cómo surgió la idea de instalar una calesita?

CM_ Ya teníamos la idea con la`Pocha´(Ángela Martha Cordero, su esposa) y unos amigos de comprar una calesita. Pasaron diez años. Y de repente, todos los jueves en la sección compra-venta de La Voz del Interior aparecía un clasificado:”Se vende calesita en funcionamiento en Bell Ville”. Aprovechamos un viaje de unos amigos que iban a Rosario y la fuimos a ver…ellos estaban encantados,`era una aventura´(risas). La Pocha la vio, preguntó cuanto salía y se entusiasmó mucho. Buscamos la forma de comprarla, el banco no nos daba plata o muy poco en comparación con lo que costaba, así que vendimos nuestro auto Renault 6 que tenía unos diez años-los chicos ya tenían sus 15, 17 años y ya se habían encariñado con el vehículo-. Sin embargo hicimos trato, -en 1984, plena crisis-  llegamos a un acuerdo y contratamos un camión -de esos que transportan autos- de la fábrica de Renault donde yo trabajaba. Con una grúa nos ayudaron a cargarla. Lo más difícil era trasladar el eje de cuatro metros y medio más la cruz que lo sostenía acostado y al costado todo el sistema desarmado de la calesita. Acá nos ayudó el antiguo dueño a volver a armarla. Previamente habíamos consultado a los vecinos que les parecía poner otra calesita, ya estaba la del Tajamar. Audino Vagni-por entonces intendente- dijo `si, como no´ y el entonces Director de Turismo, Argüello, se encargó de buscarnos un lugar. Y este sitio estaba medio abandonado porque ya había dejado de funcionar el tren, solamente había carga, y el edificio de un hotel que funcionaba aquí había sido demolido. Accedimos y agradecimos. Hoy, soy el dueño luego de más de veinte años de posesión.

NM_¿Cómo se eligió el nombre?

CM_ A mi siempre me dijeron `Bebe´. Y previo a un asado con compañeros del trabajo, de Córdoba Capital, les hice el plano de Alta Gracia y dibujé sobre Libertador una calesita y le escribí`calesita´y uno de mis amigos le agregó `Bebelandia´. Luego, cuando estábamos por inaugurar, con la familia votamos y salió elegido ese nombre.

NM_ ¿Cuándo se instalaron las naves y el trencito?

En 1988 pusimos las naves. A mi cuñado Antonio`Noni´ López se le ocurrió hacer otro juego. Me habían echado de la fábrica y con ese dinero pudimos comprar los elementos. Él los hizo en su taller. Luego con mi hijo idearon el trencito. Buscaron los planos para hacerlo y hasta se fueron a Rosario a comprar un transformador especial.

NM_ ¿Y el caracol?

CM_ El caracol fue construido antes del tren. El kiosquito `estaba feo´y busque entonces a una arquitecta, Elena de Expósito, quien realizó los planos del caracol y Oscar Pico -letrerista del momento- le dio la forma. `En veinte días estará listo´ me dijo y tardó tres meses porque le iba agregando detalles.

El Caracol iba a ser colocado detrás de la calesita-donde hoy hay un tinglado para festejar cumpleaños- y le recomendaron ponerlo más a la vista, entonces `Bebe´ solicitó extender el terreno un poco más al oeste. “Lo puse mirando al público, no a la calle, un poco inclinado” relató. También contó que allí había un parque deportivo, un óvalo, antes de que se construyera el Correo Argentino y el Colegio Nacional -hoy Escuela Normal Superior Alta Gracia-.

Mientras me cuenta su relato, `Bebe´me muestra fotos y archivos. Tiene todo muy ordenado en sobres, por temática. Entre las fotos, aparecen imágenes de Cacho Buenaventura ¡arriba de un caballito! y la calesita nevada en julio de 2007. Entonces me cuenta que además de Cacho, ha traído a sus niños el periodista Tomás Méndez, el periodista Luis Luque y ex fiscal Emilio Drazile, con quien compartió anécdotas de su padre porque trabajaban juntos en la automotriz. “En 2013 puse un cuadernito para que me escribieran sus experiencias y notas de cuando eran chiquitos, ya que todos venían y me narraban alguna historia de pequeños”.

NM_ ¿Los niños siguen viniendo como hace años?

CM_ Vienen en mucha menor escala. Se redujo la edad, cuando van a la escuela ya empiezan a usar la computadora y en la casa los tienen atrapados con los juegos. Antes venían hasta los 12, 13 y hasta 14 años. Hoy existen más divertimentos. Existían dos o tres fechas en las que se llenaba: el día del niño y el aniversario de la inauguración; el 6 de enero. Pero al caer justo para Reyes Magos se empezó a festejar en los barrios y en el centro.

Bebelandia fue declarada de Interés Cultural Municipal, en diciembre de 2015, el año de su trigésimo aniversario. Entre los considerandos, expresaba: “Que durante la niñez, los juegos ayudan a la sociabilización, a la integración, a la educación y a la manifestación de distintos aspectos interiores, fundamentalmente en la construcción de la identidad”. Martínez afirmó que hace poco tiempo dialogó con el actual Secretario de Promoción Turística y Comercio Jorge De Nápoli, quien prometió ayudarlo para arreglar la calesita que se encuentra algo deteriorada por el paso del tiempo.

La calesita del Caracol abre todos los días en enero y hasta la mitad de febrero. Durante el año; sábados, domingos y feriados de 16.30 a 20.30. Y Carlos `Bebe´ Martínez, siempre te atiende con una sonrisa.

GALERÍA DE FOTOS

 

Fotos Gentileza Carlos Martínez

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here