La Nueva Mañana- El fiscal Juan Pablo Klinger inculpó de lesiones graves culposas el dueño del perro que mordió en el rostro a la criatura un año y cuatro meses en ese barrio de la ciudad de Córdoba.

El fiscal Juan Pablo Klinger imputó al dueño del perro de raza pitbull que días atrás atacó a una beba de un año y cuatro meses en barrio Villa Urquiza. El caso fue caratulado como «lesiones graves culposas».

Según indicó a Cadena 3 el letrado, la imputación responde a que el responsable del can «conservaría una fuente de peligro como es la tenencia de un perro de estas características que está catalogado como potencialmente pelgiroso».

«Al tener una fuente de peligro, él está obligado a cumplir con una serie de deberes de cuidados que, en caso de infringirlos, puede causar un daño en el cuerpo o en la salud de un tercero», aseguró el letrado.

A raíz del ataque, la criatura sufrió fractura expuesta en su rostro y debió ser sometida a una cirugía reconstructiva en el Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba, donde se recupera de las lesiones.

“Hace ocho años que tengo la perra. Nunca me pasó nada. Se crió con mis hijos. No puedo explicar lo que pasó”, dijo Víctor, el dueño del animal, en diálogo con Canal 12.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here