Córdoba Turismo- Distinguida por su río de aguas cristalinas y frías, El Durazno ofrece playas y ollas profundas para nadar, restaurantes y una pintoresca casa de té en medio de un paisaje para contemplar.

A ocho kilómetros al sur de Villa Yacanto de Calamuchita, tras descender una pequeña cuesta se llega a El Durazno. Se trata de un pequeño paraje asentado en las márgenes del río homónimo con agua pura de vertiente.

Este curso de agua que nace en la ladera este del Cerro Champaquí, es ideal para practicar la pesca con devolución obligatoria o disfrutar de chapuzones. Aquí siempre se recomienda tomar debidos recaudos ya que es un sitio ecológicamente protegido.

Rincón antiestrés

Por su tranquilidad y su paisaje sereno, El Durazno es sinónimo de relax en medio de las Sierras Grandes de los Comechingones. Por esa razón, muchos lo eligen para descansar en sus posadas y cabañas, disfrutar de atardeceres o una tarde de té.

Por su parte, es el preferido también para pasear en bici, caminar o recorrer a caballo los senderos de un extenso bosque de pinos y descubrir la reserva natural Los Cajones. ¿Otras alternativas? Recorrer la feria de artesanos en el pueblo o visitar San Miguel de los Ríos, otro rincón un poco más agreste.

Más datos

Cómo llegar: El Durazno se encuentra a unos 138 kilómetros de Córdoba Capital. En colectivo es necesario hacer una combinación: tomar buses Lep hasta Santa Rosa de Calamuchita, y de allí a El Durazno con buses Pájaro Blanco. En auto, directo por la RP 5.

Dónde hospedarse: Se pueden encontrar más de veinte cabañas, un hotel boutique, una hostería y varios campings.

Gastronomía: En El Durazno destaca una posada y un complejo turístico que ofrecen exquisitas truchas serranas; hay un restobar con meriendas, otro bar despensa y una casa de té con exquisitas tortas y masas finas.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here