Agencia Córdoba Turismo– Se trata de una caverna de carbonato de calcio, que durante mucho tiempo permaneció oculta; recién en la década del 60, a partir de la instalación de una cantera en la zona, se comenzaron a descubrir sus laberintos.

Posee numerosas bocas y desniveles, que generan conexiones de aire permanentes en su interior, razón por la cual en ningún espacio de la caverna falta oxígeno, estas se forman por la acción del agua de la lluvia, que penetra por las fisuras de las rocas, disolviéndolas muy lentamente, creando así espacios subterráneos.

A su vez, con el paso del tiempo, son ornamentados por el fenómeno natural de precipitación dando origen a las estalactitas y estalagmitas, un espectáculo a la vista.

*las coralinas: similares a los corales de mar. Son formaciones que se generan por disolución del carbonato de calcio que existe en la cima. Estas formaciones se desarrollan muy lentamente por sistema de goteo , un centímetro de coralina tarda 100 años para constituirse.

*las repolladas: son formaciones carboníticas que emulan la forma de un coliflor, muy rugosas y con volumen.

*las elititas: se forman por la circulación de aire dentro de la caverna, desafiando la fuerza de la gravedad.

La temperatura dentro de la caverna se mantiene a 13 C°, con una humedad del 96%. Estas condiciones hacen necesaria la vestimenta adecuada y elementos indispensables.
La Caverna El Sauce ofrece dos tipos de circuitos al turista: El circuito A, es muy accesible, preparado para toda la familia, donde niños y adultos pueden disfrutar de este recorrido por las entrañas de la tierra.

El circuito B en cambio, presenta mayores obstáculos, proponiendo un recorrido que demanda destreza física. Ambos recorridos duran una hora y media aproximadamente.

Foto Gentileza http://www.descubri.com.ar

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here