Redacción Alta Gracia- Acompañando la prevención a nivel provincial, nacional y mundial que está llevando a cabo el Rotary Club, Alta Gracia se suma a través de las integrantes del Rotary Tajamar, embajadoras de la lucha contra la Hepatitis C. Se había programado una gran campaña de detección de casos en la vía pública, pero finalmente se realizará a través de folletería y las redes sociales.

ALTA GRACIA

A nivel local, las promotoras Zulema Basualdo y Beatriz Sánchez de Olobardi han armado esta campaña que comienza el hermano país de Brasil, gracias a unos jóvenes, hijos de personas fallecidas por la enfermedad, que decidieron emprender un viaje para difundir la misma, sus síntomas, consecuencias y formas de prevención. Las acciones se desarrollan sobre todo en las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca, del Distrito 4815 del Rotary. Las altagracienses trabajan en conjunto con la doctora Silvia Mengarelli del Hospital San Roque de Córdoba Capital. Debido a un problema con las dosis de los reactivos-elemento vital para realizar las detecciones- la campaña que se desarrolló en septiembre, se centró en Córdoba Capital y Río Cuarto y aquí se decidió hacer una de información y concienciación. Ya se han reunido con las autoridades municipales y prepararán una charla informativa en la ciudad.

ARGENTINA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Rotary Internacional planteó a nivel mundial el ambicioso desafío de eliminar ese virus para 2030. Con el objetivo de dar los primeros pasos en ese camino, es fundamental detectar a los pacientes, de nuestro país, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, por eso estamos convencidos de la necesidad de llevar adelante campañas como esta.

Fred y José, iniciadores de la campaña.

HEPATITIS ZERO

La campaña tiene como objetivo principal erradicar la enfermedad del planeta, promoviendo pruebas para la detección de la hepatitis C y ayudando a los diagnosticados y sus familias, conduciéndolos al tratamiento adecuado y a la tan esperada cura de la enfermedad.

También promueve campañas para llamar la atención hacia la necesidad de tratamiento y a las acciones correspondientes a las autoridades de salud pública para despertar la conciencia al respecto.

Finalmente, también se educa al público en general sobre las demás formas de hepatitis virales: A, B, D, E y G.

La Campaña, iniciada por Rotary Club São Paulo – Jardim das Bandeiras, en alianza con la Asociación Brasileña de Portadores de Hepatitis (ABPH), está siendo llevada por Latinoamérica a través de la expedición que lleva su mismo nombre.

Están rodando por el mundo llevando información sobre prevención de la hepatitis C, a bordo de “Carona”, un ToyotaLand Cruiser. En él viajan dos hermanos rotarios, Fred y José Eduardo, actuando como embajadores de la campaña Hepatitis Cero.

Serán más de tres años recorriendo los cinco continentes con casi 180 mil kilómetros rodados en más de cincuenta países. En cada país, ciudad y parada de la expedición, Fred y José se reúnen con la comunidad e informan sobre la enfermedad, el funcionamiento de la campaña, cómo las personas enfermas pueden procurar tratamiento y, finalmente, como objetivo principal, reclutan a los futuros embajadores de la Hepatitis Cero; todo dentro del programa “Embajadores para la erradicación de la hepatitis C en el mundo”.

Más información: http://www.hepatitiscero.com  @hepatitiscero.

¿Qué es la hepatitis?

Es una enfermedad que prácticamente no presenta síntomas; por ello es conocida como la “asesina silenciosa”. Es causada por tipos de virus que provocan una inflamación en el hígado. Se estima que millones de personas son, hoy, portadoras de dichos virus, sin saber de ello. Al alojarse en el hígado, si no es tratado, puede ir lentamente generando daño progresivo hasta ocasionar falla hepática, cirrosis, tumores en el hígado y hasta requerir un trasplante.

Los dos tipos más peligrosos de hepatitis son: B y C. Son transmitidas por contacto con sangre contaminada. La transmisión puede darse cuando se comparten utensilios
como: máquinas de afeitar, cortaúñas, agujas y también cuando se usa material sin esterilizar en la colocación de piercings, realización de tatuajes y en procedimientos quirúrgicos. Personas que recibieron transfusiones de sangre antes de 1993 pueden haber adquirido la hepatitis C.
La hepatitis B es transmisible sexualmente (ETS) y es muy fácil de contagiar. Una madre portadora del virus puede transmitir la enfermedad para el hijo, principalmente en el
momento del parto.
No se transmiten las hepatitis a través de apretones de mano, abrazos, besos; uso de cubiertos, platos o vasos; uso de sanitarios o asientos de lugares públicos o de
medios de transporte.
La única forma de saber si se tiene el virus es haciéndose exámenes de sangre específicos para las hepatitis B y C. Usted puede hacerse esos exámenes en centros de salud y laboratorios clínicos, públicos o privados.

¿Cómo puedo prevenirme?

Los siguientes objetos no deben ser compartidos: máquinas de afeitar, máquinas de depilación, cepillos de dientes, agujas y jeringas; materiales para hacer tatuajes y piercings. Usuarios de drogas no deben compartir pipas y pitillos.
En los salones de belleza y servicios de salud, en la realización de tatuajes y en la colocación de piercings, todos los materiales utilizados deben ser desechables o muy
bien esterilizados. Debe usarse preservativo en todas las relaciones sexuales.

¿Existe vacuna contra la hepatitis B?

Sí, la vacuna tiene tres dosis y la persona sólo queda
protegida si toma las tres. Los recién nacidos deben recibir la primera dosis de la vacuna en las primeras 24 horas después de su nacimiento.

¿Existe vacuna contra la hepatitis C?

Infelizmente no existe vacuna para la hepatitis C. Lo
mejor es prevenirse.

 

¿Tiene cura?

En la actualidad, existen terapias con antivirales orales que entre tres y seis meses curan la enfermedad.

Fuente: Rotary Tajamar

Foto: Club Rotarios Panamá

Compartir esta noticia
(Visto 219 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here