Por Claudia Moreno- En la madrugada del 9 de junio del 2014 los Bomberos Voluntarios lograban sofocar el incendio que se producía en la casa de José D’Onesian, conocido en la ciudad como “Pepe”. Días más tarde se supo que el incendio fue intencional como las intenciones de ayuda que recibió. A un año la situación de «Pepe» sigue igual.

Hace exactamente 365 días  la comunidad altagraciencie se consternaba ante las primeras noticias que daban cuenta del incendio de la casa de «Pepe» en calle Mosconi al 200. No tardaron en llegar las innumerables muestras de solidaridad para con el amigable vecino.

Durante esos días, personal de distintas áreas del Municipio se encargaron de la tarea de limpieza de la vivienda incendiada, la Secretaría de Obras Públicas debía constatar el daño edilicio y la Secretaría de Desarrollo Social emitió un comunicado en donde contaban sobre la «asistencia médica, cuidados sanitarios y alimenticios necesarios para el buen estado de salud del vecino además de brindarle opciones para el alojamiento hasta tanto se terminen con los trabajos y se determine si es un lugar seguro para utilizarlo como morada».

También se había anunciado la tramitación de una jubilación o una pensión ante Anses.

Sin embargo, en una de las tantas veces que que me crucé con «Pepe» en la calle- porque sigue viviendo en la calle- le pregunté en qué había quedado el asunto de su vivienda y porqué no volvió. Me contó que una especie de «comisión de amigos» se había formado para ayudarlo pero no sabía más que eso.

La casa de «Pepe» sigue siendo un baldío y «Pepe» sigue viviendo en las calles de Alta Gracia, con sus bolsas a cuesta, su sobretodo negro roto y sucio y quizá agradeciendo al invierno que no ha llegado aún.

Más información: 

Se incendió la casa de “Pepe”

Comenzaron los trabajos de limpieza en la casa de “Pepe”

“Pepe” ignorado en el Concejo

 

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here