Redacción Alta Gracia- Este lunes el intendente de la capital provincial Ramón Mestre habilitará unas 150 unidades de transporte público – con custodia policial- para que realicen el recorrido que hace 1 semana no se hace por una medida de fuerza de los choferes. Por la tarde varios gremios en apoyo a los choferes marcharán por las calles de la Docta. La visión del periodista cordobés Lázaro Llorenz en su crónica «Rebelión en “La Docta”, el bondicordobazo en desarrollo»

El intendente Mestre dispuso el transporte gratuito de unas 150 unidades para el lunes, a una semana del conflicto con la UTA por un reclamo salarial. Es el primero que enfrenta Mestre que haya durando tanto tiempo y logrado la adhesión de otros sectores sindicales.

La Mesa de Enlace de los gremios de Córdoba emitió un comunicado de apoyo a los choferes: «La lucha de los choferes de UTA es la lucha de todo el movimiento obrero.
Así lo entendemos las organizaciones sindicales que estamos movilizados acompañando a los choferes de UTA y sus delegados.
Estamos convencidos que por atrás de esta persecución, vienen por todas las protestas, vienen por nuestros dirigentes, vienen por nuestras conquistas. El poder neoliberal nacional y sus socios locales quieren convertir a cada trabajador que reclame por sus derechos en un delincuente rechazado por la sociedad.
Por eso es que seguiremos acompañando esta lucha. Lucha que ha permitido mostrar con crudeza cómo las administraciones nacional, provincial y municipal se reúnen para enfrentar al movimiento obrero.
El lunes saldremos a la calle para manifestar nuestro apoyo a la lucha de los compañeros choferes y nuestra fortaleza para enfrentar todas las políticas antiobreras que quieran aplicar.
La concentración será a las 14 hs. en Colón y Gral. Paz y marcharemos a la sede de la UTA donde a las 16 hs. realizaremos un gran acto de todo el movimiento obrero cordobés.
Porque la lucha es de todo el pueblo, porque quieren arrebatarnos los derechos, porque estamos unidos y no podrán derrotarnos»

Rebelión en “La Docta”, el bondicordobazo en desarrollo

Por Lázaro Llorens-  La ciudad de Córdoba, bastión macrista, hace 6 días que está totalmente paralizada, sin escuelas ni comercios funcionando. Es por una huelga que iniciaron choferes y delegados de la UTA contra la paritaria nacional aprobada por el gremio hace una semana. Los choferes denuncian que para este año, solo le corresponde un aumento del 8%, sin retroactivo. El paro provocó dos denuncias penales, 88 despidos y dos detenidos. Exigen que el pago del 21% escalonado que se acordó con el gobierno para el 2017-18 sea en un pago y sobre el sueldo bruto del convenio de Córdoba. Hay una diferencia de 11,5%. La rebelión en la Docta puede extenderse a Rosario, donde los choferes ya amenazaron con paros.

Hace 6 días que la ciudad de Córdoba, bastión macrista, está totalmente paralizada por el paro de transporte de corta distancia. No hay clase en las escuelas, pocos pueden ir a trabajar, y casi no hay ventas en la zona céntrica de “La Docta”.

¿Las razones?  Un durísimo paro que vienen llevando adelante, en absoluta soledad, sin respaldo de su sindicato, los trabajadores y delegados de la UTA (Unión Tranviarios Automotor) en contra la paritaria acordada por su sindicato con el gobierno nacional que estableció un aumento para este año del 8%, sin retroactivo.

El paro, decretado ilegal casi desde un principio, ya tiene dos denuncias penales en la justicia, 85 choferes despedidos y dos detenidos. A la vez que empieza a replicarse en otras ciudades como Rosario.

Foto: La Voz del Interior. Guiso popular en la puertas de UTA-

La chispa

Todo comenzó el viernes 2 de junio pasado, cuando la UTA nacional, a cargo de Roberto Fernández, de estrecha sintonía con el macrismo, cerró un acuerdo con el ministerio de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich, para las paritarias nacionales de los choferes de corta distancia. En ellas Fernández acordó un acuerdo del 21% escalonado: 8% en junio, 7% en diciembre y el restante 6% el 1º de enero de 2018. Sin retroactivo. Con suma fija no remunerativa para los meses enero, febrero, marzo abril y mayo de 1500 pesos. A aplicar sobre el sueldo básicos de convenio que ronda los 9000 pesos, no sobre el salario bruto. O sea, en la practica un 8% para todo este año, que la fecha ya arrastra una inflación acumulada de 10,5%, sin retroactivo. Unos 900 pesos de bolsillo.

En la ciudad de Córdoba, este acuerdo provocó la espontanea reacción de los choferes y delegados de la UTA, cuyo gremio está intervenido, y que años anteriores venían aplicando estos aumentos salariales sobre el salario bruto de Córdoba, no sobre el básico del convenio. Diferencia que no es menor. Dado que significa una diferencia salarial del 32,5% contra el 21% que acordó el gobierno con el gremio nacional. Es decir, casi 11,5% más.

Antes, estas diferencias la ponía la municipalidad de Córdoba. Sin embargo, como ahora el municipio no tiene un peso, Mestre decidió no pagarlo. Y tampoco quiere hacerlo el ministro de transporte Guillermo Dietrich. Cuyo gobierno sorteando cuestiones contrapuestas, por un lado está tratando de controlar el déficit. Y por el otro ante la eminencia de las elecciones, ha decidido aumentar los subsidios al transporte, para no aumentar sus tarifas, y tratar de atenuar el índice de inflación. Por ello ha decidido hacerse cargo de los aumentos de salarios de la UTA, pero lo menos posible, y este habría el norte de la mezquina paritaria con la UTA. Usando a sus afiliados como variable de ajuste, con la complicidad de sus jefes gremiales, con Fernández el admirador de Macri a la cabeza.

Por esta razón, el mismo viernes 2, luego de una serie de asambleas, los choferes se revelaron y rechazaron de plano el acuerdo firmado por la UTA nacional. Primero solicitaron, ante el intendente Mestre, una mesa de dialogo que el mandatario nunca abrió. Tras cartón, proclamaron un paro por tiempo indeterminado, a partir del lunes 5, que ya lleva 6 días ininterrumpidos, cuyo final aun está abierto.

Reclamos

A pesar que al unísono, funcionarios, empresarios y medios, se esfuerzan por demostrar que el paro de los choferes y de los delegados de la UTA es “político”, sus pedidos son únicamente salariales: aumento del 21% retroactivo enero; aumento nominal aplicado sobre el convenio colectivo de Córdoba; y aumento en un solo pago, no en tres cuotas como firmó la UTA a nivel nacional con el ministerio Dietrich.

Lo dijo con todas las letras, ante las cámaras de televisión de Canal 8, Erika Oliva, delegada de la empresa Tamse, unas de las referentes del conflicto: “UTA nacional nos provoca con un 8% de aumento para nuestro sueldo para todo el año, es por eso que estamos acá manifestando, y nosotros no desconocemos ni rechazamos el 21% que viene de Buenos Aires. Lo único que pedimos es que sea aplicado como corresponde, en su porcentual de cifra nominal al básico de Córdoba y de una sola vez. No que sea en tres tramos. De una sola vez retroactivo a enero”.

Sus reclamos no fueron atendidos por Mestre, que luego de lanzado el paro, siguió sin recibir a los díscolos choferes. Tampoco prestaron oído los dueños de las empresas nucleados bajo la FETAP, de estrecha relaciones con el intendente, y que todos los días cortan unos 700 mil boletos en la Ciudad de Córdoba.

Son las firmas Coniferal, Aucor, y Ersa. Estas dos últimas, propiedad del empresario correntino Juan Carlos Romero, de estrecha relación con Mestre, cuya gestión tienen el tercer boleto más caro del país -12,55 pesos- pero brinda un servicio paupérrimo,  caracterizado por la falta de frecuencias y unidades.

Ni siquiera fueron atendidos por su representante gremial Luis Arcando. Interventor de la UTA delegación Córdoba desde el año pasado. Quien apareció en ese cargo como paracaidista, luego de la dudosa destitución que la UTA Nacional hizo, a través de su secretario de Interior Jorge Kiener, el 29 de septiembre del año pasado, del entonces Secretario General  Ricardo Salerno, por “incumplimiento del estatuto”.

Arcando era secretario de la delegación UTA de Formosa, y a principios del 2016 fue expulsado por sus afiliados por considerarlo un “traidor”, habiendo sido tambien detenido por la polícia cuando intentó retomar la sede de esa delegación a balazos, apoyado por una patota de 80 personas.

http://lamañanaonline.com.ar/noticia/44062-luis-arcando-termino-detenido-y-ahora-piden-su-destitucion-de-la-uta-formosa

Salerno, un dirigente opositor a la conducción de la UTA nacional, quien fue expulsado de su cargo denunciando un “golpe institucional”, en el 2014 en un hecho histórico, había logrado derrotar en las urnas al histórico dirigente oficialista Alfredo Peñaloza. Fue destituido por la UTA nacional, luego de decretar un paro por deficiencias en infraestructura en la empresa ERSA.

Cuyo dueño es íntimo amigo del intendente Mestre, y además ha extendido sus negocios en la ciudad de Córdoba, a la recolección de basura, transportando así este correntino a los cordobeses y la basura que estos generan. Cabe apuntar que esta relación con ese grupo empresario correntino, la generó el ex gobernador de Córdoba, e interventor en esa provincia, Ramón Mestre padre. Quien a su vez llevó como interventor de la municipalidad de Corrientes, a Oscar Aguad, el actual ministro de Comunicaciones.

No se comparte el método del paro como medida cuando hay otros instrumentos para resolverlos, cuando se trata de cuestiones de infraestructuras, pero no dejando a miles de pasajeros a pie” argumentó, en esa oportunidad Kiener, secretario interior de la UTA  para justificar la destitución de Salerno. Quien en su  breve gestión, se caracterizó además porque los aumentos salariales que consiguió fueron siempre sobre el convenio nacional.

Ingresá a la nota completa aquí

 

Compartir esta noticia
(Visto 225 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here