Por Noelia Martín- Este niño de diez años padece una discapacidad motriz y necesita una computadora para poder seguir estudiando. Cursa cuarto grado en la Escuela Presidente Irigoyen de Barrio General Bustos. Sus familiares organizaron una rifa para comprar el aparato y el software necesario.

En diálogo con REDACCIÓN ALTA GRACIA, Gabriela Villarreal, mamá de Gaby, relató que «es muy frustante para él no poder hacer lo mismo que sus compañeritos». El nene debe esperar a que la señorita termine de escribir en el pizarrón para que le copie las actividades en su cuaderno.

Las gestiones para conseguir la computadora portátil con un yockstic-que funciona como un mouse- y el software específico para su necesidad de escribir, comenzaron hace dos años por parte de su maestra integradora. El viceintendente a cargo del ejecutivo, Facundo Torres, habría prometido a la familia la compra del electrodoméstico para el comienzo del ciclo lectivo. Cansados de esperar, los Villarreal emprendieron una serie de actividades para recaudar el dinero: más de  quince mil pesos.

La notebook debe tener seis gigabytes de memoria y un disco rígido de 750 gigabytes para que sea veloz y pueda soportar el programa. La misma tiene un costo de ocho mil pesos. El software se llama «Sistema tecnológico de control funcional para escritura por selección con editor de voz sintético» y le permitirá expresarse sin utilizar sus manos y poder asistir a clases con este instrumento. El mismo será provisto por «Ébano Soluciones Tecnólogicas» de Córdoba Capital, y tiene un valor de nueve mil pesos. Esta empresa se encarga de brindar soluciones a personas con capacidades diferentes: arman el programa y sus accesorios especialmente para el cliente.

Gabriel Villarreal tiene una discapacidad motriz ya que sufrió una parálisis cerebral por una mala praxis realizada en el nosocomio donde nació. Esto afectó en su cerebro la zona motriz y parte del habla. El niño vive con su madre, su abuela y su tía en Barrio Poluyán.

La familia ha organizado una rifa que se puede comprar en la Fundación Espacios o a través del facebook de la mamá. El 1 de julio se sortea por la nocturna de Lotería Nacional un lechón-sin cocción- como primer premio y como segundo una docena de empanadas árabes y una damajuana de vino. El valor del número es de quince pesos. Además han abierto una cuenta en Banco de la Provincia de Córdoba para aquellos que quieran colaborar, número 316118898003.

 

Foto Gentileza Gabriela Villarreal

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here