Revista Puente– Sebastián Zandivarez, Guardiamarina en Comisión que se encuentra a bordo de la fragata ARA «Libertad», es de Despeñaderos, localidad cercana a Alta Gracia y a pocos kilómetros de la capital cordobesa.

A sus 23 años, recuerda su niñez como muy tranquila. Estudió el nivel primario y secundario en el Colegio Pío XII. «El tema de los pueblos es que siempre son tranquilos, donde todos se conocen, y uno caminando por la calle se saluda. Por ahí pasa el río Segundo o Xanaes y en verano uno puede ir a bañarse, o ir a las sierras», cuenta sobre los atractivos de esta localidad de unos 7 mil habitantes del Departamento Santa María.

Sebastián nació en Ushuaia, Tierra del Fuego, pero a los 3 años se fue a vivir a Despeñaderos con su familia; su papá Carlos, su mamá Celia y Gastón, su hermano dos años menor.

«Durante la licencia de invierno pude ir dos semanas, vi a mis amigos y a algunas familias. Mucha gente de allá no sabe mucho de qué se trata la Armada Argentina ni el mar. Yo sabía por mi papá, que es suboficial retirado. Él se movía por diferentes destinos pero con mi mamá y mi hermano nos radicamos en Despeñaderos», relata Sebastián. Luego del retiro, su papá comenzó a ejercer su otra profesión en el pueblo, es radiólogo.

«Al principio me costó estar lejos de mi familia y amigos. Me costó mucho adaptarme a la ciudad. Tuve la suerte de tener tíos en Quilmes, que me ayudaron y me hicieron el favor de pasar ahí los fines de semana», recuerda acerca de sus primeros tiempos luego de ingresar a la Escuela Naval Militar en Río Santiago, cerca de La Plata.

«El rol de los compañeros, para mí, es fundamental y el apoyo que nos da la familia. Encontrar un soporte. Es importante tener un compañero con el que estudies, con el que pases el rato y esté en la misma.»

Siempre le gustó a Sebastián hacer deportes, incluso jugó al básquet en el club Alianza de Despeñaderos, por lo que en la Escuela Naval Militar aprovechó a practicar varias disciplinas. «De la Armada me llamó la atención el plan de estudios, que abarca materias exactas y humanísticas. Antes de ingresar estudié un año Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de Córdoba.»

Entre las actividades que recuerda de su formación naval, como anécdotas, Sebastián enumera: «A fines del primer año tuve la oportunidad de navegar en los multipropósito ‘Ciudad de Rosario’ y ‘Ciudad de Zárate’ hasta Santa Fe, pasamos por Rosario y por Entre Ríos. Embarqué en la fragata ‘Libertad’ en una navegación a Ushuaia. También participé del equipo de vela a bordo del yate ‘Fortuna II’ que corrió la 25º Regata Oceánica Buenos Aires – Río de Janeiro, en febrero del 2017».

Respecto del Viaje de Instrucción, sus expectativas son conocer la cultura de los países que visitarán. «Y dar lo mejor de mí en este último tramo de la carrera antes de egresar como oficial de la Armada», concluyó.

El buque escuela está al mando del Capitán de Navío Juan Carlos Romay, y lleva a bordo a los guardiamarinas en comisión de las promociones Nº 148 del Cuerpo Comando Escalafón Naval, Nº 83 de Infantería de Marina y Nº 104 del Cuerpo Profesional Escalafón Intendencia, quienes se sumaron a la dotación compuesta por una Plana Mayor de 26 oficiales y por 191 suboficiales, además de los invitados especiales.

El itinerario previsto demandará alrededor de 17 mil millas náuticas en 5 meses. La fragata zarpó el 17 de agosto, pasó por Salvador de Bahía (Brasil), y llegó el 17 de septiembre a Santa Cruz de Tenerife (España).

«El Viaje de Instrucción es nuestra práctica profesional supervisada, sin eso no podríamos desenvolvernos correctamente y no tendríamos esa instancia de evaluación final. En cuanto a lo personal, quiero conocer otras culturas y realidades porque nunca salí del país; a mi regreso, voy a proponerme conocer más lugares de Argentina», concluye.

Allí permanecerá hasta el 21, para continuar el recorrido por Rota (España), Lisboa (Portugal), Brest (Francia), Amberes (Bélgica), Londres (Reino Unido), Dublin (Irlanda), Boston (EEUU), Miami (EEUU), Bridgetown (Barbados), Recife (Brasil) y Montevideo (Uruguay), finalizando el viaje en Mar del Plata, en enero del 2020.

Respecto del Viaje de Instrucción, Sebastián apunta que son 48 guardiamarinas en comisión de la promoción 148°, que incluye a dos becarios panameños y un becario boliviano. «Mis expectativas del viaje, en cuanto a lo profesional, son completar mi formación como oficial, teniendo en cuenta los cuatro años que hicimos en la escuela».

Fuente: La Gaceta Marinera

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here