Prensa del Gobierno de la Provincia de Córdoba. Referentes de diversas religiones confluyeron en una celebración común en el penal de Mujeres. El ministro de Justicia, Julián López, participó del evento.

Representantes de diferentes religiones llegaron hasta el Establecimiento Penitenciario M°3 de Mujeres de Bouwer para participar del noveno encuentro ecuménico. A pesar de la lluvia torrencial; internas, miembros del poder judicial y funcionarios del Gobierno compartieron una celebración espiritual que reunió a católicos, evangélicos y adventistas, entre otros credos.

Julián López, ministro de Justicia y Derechos Humanos de Córdoba, destacó el sentido del evento. “Es emocionante ver en un mismo espacio a quienes tenemos miradas distintas, pero donde todas convergen en una sola: darle dignidad a las personas”, dijo.

Además citó una frase del Papa Francisco: “Quien no vive para servir no sirve para vivir”, dijo, dirigiéndose a los presentes. “Quienes estamos de paso por la función pública tenemos una gran responsabilidad, que implica llegar con soluciones a donde nos necesitan”, explicó.

El ministro fue acompañado por Calixto Angulo, secretario de Derechos Humanos, y José Piñero, titular de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

Como sucede a nivel país, los credos y las maneras de expresar la fe son diversos también en las instituciones penales. Pero, en ocasiones, para quienes están privados de su libertad el sostén espiritual es fundamental. El encuentro ecuménico, que comenzó a realizarse en el antiguo Penal de San Martín por iniciativa del Ministerio de Justicia y de representantes religiosos, es una instancia de encuentro que representa esa diversidad.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here