Comunicado de prensa- El pasado miércoles 8 de enero de 2020, una veintena de vecinos autoconvocados de Bº Parque San José y Bº Villa Río se reunió, en las instalaciones del Centro Integrador Comunitario de Anisacate, con el Ministro de gobierno Facundo Torres, la Concejal Soledad Molina y el Intendente de la Comuna de Anisacate, Ramón Salazar.

La convocatoria respondía a una necesidad de diálogo en relación con una histórica demanda de una red de agua potable como un derecho fundamental de los vecinos que, pese a diversos avances en materia de infraestructura, continúan postergados.

Durante la reunión, varios vecinos socializaron distintos testimonios en relación con esta problemática y sus antecedentes, destacando la recuperación de un proyecto expuesto desde el área de recursos hídricos en 2016, cuya ejecución quedó a la espera. Es por eso que la comunidad insistió en la necesidad de una respuesta concreta a un requerimiento fundamental que pone en escena un cansancio generalizado, riesgos sanitarios, la negación del acceso frente a un crecimiento demográfico notable y la desigualdad social para cinco barrios en particular, que hoy no cuentan con una red de agua, potable o no potable.

En dichos barrios, el abastecimiento de agua para uso domiciliario (no potable) se lleva a cabo a través de camiones hídricos, que los vecinos deben solicitar a la municipalidad y pagar por el viaje de agua, sometiéndose a tiempos de espera variados, dependiendo de los recursos disponibles.

Al respecto, el intendente Salazar expuso las dificultades a las que se enfrenta constantemente para lograr el abastecimiento de los barrios de la zona oeste con los recursos disponibles, dio cuenta de los sistemas en funcionamiento en los demás barrios y argumentó que la prioridad de los planes hídricos responde a la concentración habitacional y la orientación de los barrios (avance de este a oeste, según su testimonio). Además, contó que tuvo problemas para lograr la aprobación desde nación en relación a los aportes presupuestarios para los planes propuestos con anterioridad.

Por su parte, Facundo Torres expuso que tuvo la oportunidad de revisar proyectos predecentes, en particular uno que considera una toma de agua desde el río Anisacate, que consideró inviable, por falta de fondos económicos y condiciones materiales. Entonces propuso que se elaborase un nuevo plan hídrico realizable según las necesidades más inmediatas y los recursos disponibles, para visualizar una acción efectiva y real a corto plazo. Es por ello que se comprometió con los vecinos a ser interlocutor entre la comunidad y el gobierno de la provincia de Córdoba: “Le voy a poner el máximo de responsabilidad al trabajo porque entiendo la necesidad”, afirmó.

Para dar forma a dicho compromiso es que se agendó inmediatamente una reunión con el personal técnico del área de Recursos Hídricos de la provincia para el viernes 24 de enero de 2020, para analizar las condiciones, evaluar recursos y actualizar un plan hídrico factible a corto plazo.

Fuente y fotos: Municipalidad de Anisacate

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here