Redacción Alta Gracia– Docentes nucleados en la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba llevan adelante asambleas de dos horas por turno para discutir sobre el Plan Maestro al que cuestionan porque entienden que afectará las condiciones laborales, las paritarias y el financiamiento.

En diálogo con Lalo Sosa, delegado por el Departamento Santa María de UEPC, explicó que “los compañeros docentes hoy están en asambleas para analizar y discutir sobre esta reforma educativa. Para que los compañeros tengan material, hemos publicado en nuestros sitios una serie de apuntes para que los puedan tener a la hora de debatir”.

Cada escuela organizará- durante el día- en qué horarios llevarán adelante las asambleas. En el caso que la escuela no tenga delegado de Uepc, los docentes se pueden acercar a la sede para buscar material.

“Una vez que se saquen conclusiones de la asamblea se hará una reunión con todos los delegados para analizar las opiniones de los docentes del Departamento Santa María sobre este tema”, dijo Sosa

El Operativo Aprender 2016 “omite las relaciones y condiciones sociales en las que está inmerso el sistema educativo, reduce la problemática de la educación al funcionamiento del sistema escolar y la calidad del trabajo docente, y adolece la especificación de recursos y estrategias claras para alcanzar estas metas”.

Asimismo, se detalló que la reforma apunta a los Institutos Superiores de Formación Docente (ISFD) los cuales “requerirán de un proceso de acreditación para seguir funcionando”. Plantea un “nuevo sistema de carrera docente sin especificarlo”.

En tanto, con respecto a las paritarias. Los docentes alertaron que “desaparecerá”. “Cada jurisdicción será responsable de negociar los salarios docentes generando desigualdad de remuneración por igual tarea en las distintas provincias”, manifestaron.

“El Plan Maestro alargaría el ciclo lectivo y evaluaría sólo los resultados sin considerar el proceso de enseñanza – aprendizaje. Para la formación técnica, la currícula estaría compartida con los sectores productivos para satisfacer sus demandas”, describieron. La educación superior “vería reducida la oferta académica ya que se basaría en las leyes de oferta y demanda”.

En tanto, el techo para la educación será del “6% del PBI como gasto educativo”, sin posibilidad de incrementarlo y “se mencionan cifras nominales de financiamiento sin considerar la inflación, diferente a lo que proponía la Ley de Financiamiento Educativo (LFE)”.

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here