Cadena 3- El hombre, de 24 años, fue aprehendido en su casa de barrio Marqués de Sobremonte Anexo. Las contactaba para ofrecerles un servicio de seguridad informática y luego les exigía dinero a cambio de no difundir material.

Un joven de 24 años fue detenido este miércoles en la ciudad de Córdoba acusado de exigir dinero a cambio de fotos íntimas de mujeres, a quienes contactaba para ofrecerles un servicio de seguridad informática y luego las extorsionaba tras obtener sus datos personales, informaron fuentes judiciales.

Este caso fue investigado por el fiscal Franco Pilnik, titular de la fiscalía especializada en cibercrimen, desde el 7 de noviembre pasado, luego de recibir una denuncia de una estudiante de 23 años, quien relató que desde hacía tiempo recibía amenazas y exigencias a cambio de no difundir material íntimo.

«Dispusimos la detención por diferentes delitos, entre ellos grooming, coacción calificada reiterada y amenaza reiterada», señaló el fiscal, en diálogo con Cadena 3.

«Declararon hasta ahora siete personas, pero no se descarta que haya otras mujeres que puedan haber sufrido este tipo de acosos», agregó.

El joven fue detenido en su vivienda del barrio Marqués de Sobremonte Anexo, de la ciudad de Córdoba, e imputado por los presuntos delitos de »coacción calificada reiterada, amenazas calificadas y producción de imagen de abuso sexual infantil», todo en concurso real.

Voceros de la Fiscalía precisaron a la prensa que el acusado se contactaba de manera anónima con las potenciales víctimas, mujeres de entre 17 y 25 años, para ofrecerles sus servicios de soluciones informáticas mediante una cuenta de Instagram, llamada »Pixel_Soluciones» y luego de lograr su confianza, se apoderaba de los datos personales de redes sociales y celulares, que luego los utilizaba para extorsionarlas.

La fiscalía sospecha que durante los últimos tres años el detenido desarrolló una compleja ingeniería para cometer estos hechos, posicionándose en una situación de poder respecto de un grupo de mujeres quienes, por temor a que no se hagan públicas sus fotografías, no realizaban las denuncias ni se animaban a cortar las comunicaciones.

En ese contexto se cree que en dos oportunidades habría accedido remotamente a las cámaras de los celulares de sus víctimas y habría tomado fotografías de ellas en su ámbito privado.

En la detención participó personal de la Unidad de Cibercrimen personal de Informática Forense de Policía Judicial y comisionados de la Policía de la provincia que prestan servicios en la Unidad de Casos Complejos.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here