Por voydeviaje.com.ar Con su nuevo proyecto, el fotógrafo se propone documentar el patrimonio natural de Argentina para generar conciencia ambiental. El viaje se financiará con una campaña de crowdfunding.

Cuando definió su objetivo, lo anotó a mano en un papel y lo pegó en su habitación, para que fuera lo primero que viera cuando se despertara. Decía: “Compartir momentos que inviten a la gente a pasar tiempo en la naturaleza dando cuenta del valor que tiene”. Hoy, tres años después, Gon Granja (29) sigue usando ese papel como norte.

En esa línea se enmarca Maravillas de Córdoba, el libro que lanzó el año pasado y que retrata algunos de los lugares más espectaculares de nuestra provincia. Ahora, este fotógrafo y realizador audiovisual nacido en Alta Gracia va por más. En agosto emprenderá un viaje de cinco meses por la ruta 40 para capturar con su cámara el patrimonio natural del país y plasmarlo en una nueva obra editorial: Rincones de la ruta 40.

-Sobre la ruta 40 hay mucho material. ¿Cuáles creés que van a ser los diferenciales de tu libro respecto de lo que ya existe sobre este camino?

-Primero hay que investigar, hay que ver qué se hizo. Una vez que se conoce qué es lo popular –lo primero que sale cuando uno busca en internet–, darle otra mirada. Y después está lo que no sale en ningún lado porque no está documentado: también incluir eso. ¿A qué apunto con este proyecto? A mostrar tanto lo popular desde una nueva mirada como lo que cuentan los locales. El foco, más que la ruta 40, es retratar el patrimonio natural de la Argentina en torno al nervio vial del país, que conecta las culturas y los diferentes paisajes. Y, así, busco que esto nos haga entender que estos espacios nos pertenecen a todos y que es responsabilidad de todos cuidarlos.

Dar algo a cambio

Para hacer el viaje, el año pasado el cordobés invirtió todo lo que tenía y compró una camioneta 4×4 de 20 años. Con la ayuda de un amigo mecánico, la adaptaron: de las tres filas de asientos que tenía, dejaron una y usaron el resto del espacio para armar una cama y cajones para guardar elementos de cocina, ropa y equipos de foto.

La ruta, tal como la planificó, va de Jujuy a Santa Cruz, recorre 11 provincias y tiene 5.190 kilómetros. A eso hay que sumarle el trayecto de Córdoba a Jujuy (a la ida), el de Santa Cruz a Córdoba (a la vuelta) y todos los desvíos no planificados que surjan en el camino.

“Va a haber que sacrificar cosas: ir liviano, llevar poca ropa, pasar frío, comer mucha barrita energética, cocinar sobre la ruta. Todo lo que requiere un viaje de este tipo, que es sacrificio, pero así y todo es lo que más me motiva a salir. No es pasarla bien y tener todas las comodidades, sino al contrario: tener que dar algo a cambio para obtener eso que busco retratar”, dice Gon.

¿Y la compañía? En principio, planea hacer el viaje de cinco meses solo, porque, como explica, el proyecto requiere “mucho foco” y le gusta estar presente.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here