Por María Luz Cortéz- La localidad de Despeñaderos se quedó sin intendente antes de que el electo asumiera el cargo. En realidad, se trata del reelecto Carlos Cimadamore (PJ), quien falleció el 4 de noviembre pasado.

Días atrás, debió asumir un concejal en su lugar pero hasta que se celebren nuevas elecciones.

El Concejo Deliberante de esa localidad del departamento Santa María designó al edil David Boaglio (33) a cargo interinamente del Ejecutivo tras la muerte de Cimadamore, poco días antes de que este terminara su anterior mandato como intendente, y volvió a elegirlo para esa función este 10 de diciembre, tras su reelección también como concejal.

El jefe municipal interino tiene, por ley, 30 días para llamar a elecciones pero sólo para elegir intendente: los concejales y tribunos de cuentas ya fueron elegidos.

El balance de las elecciones municipales 2019 en Córdoba
Respecto de la transición, Boaglio consideró que la Municipalidad y el Concejo «funcionaron bien”, y resaltó que Cimadamore «dejó un gran equipo de trabajo”.

El fallecido intendente ocupaba ese cargo desde 2007 y había sido reelecto en mayo pasado nuevamente, por la lista de Hacemos por Córdoba. Sorprersivamente, falleció por un ataque cardíaco.

La ley orgánica de municipios establece que en caso de muerte o renuncia del intendente debe reemplazarlo un concejal electo por mayoría de sus pares. Si restan menos de dos años de mandato, ese edil culmina el período de gobierno. Si faltan más de dos años, deberá convocar en forma inmediata a nuevas elecciones para renovar el cargo.

“Para mí era un padre político, él me abrió las puertas para ingresar a la política y al partido”, consideró Boaglio.

El Concejo Deliberante está formado ahora por cuatro ediles de Hacemos por Córdoba (PJ) y por tres de Unidos por Despeñaderos (afin al vecinalismo).

Fuente: La Voz del Interior

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here