La Nueva Mañana– Ocurrió ayer en la Facultad de Derecho. Efectivos de la fuerza provincial irrumpieron en el ámbito académico y forcejearon con los estudiantes.

En horas de la tarde de este jueves, efectivos de la Policía de Córdoba ingresaron a las aulas de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) con la orden de desalojar el lugar para intentar impedir el desarrollo de una asamblea programada, según denunciaron estudiantes presentes.

“Desde la Secretaría del Decanato interrumpieron el dictado de clases para comunicar a los presentes el inminente cierre del edificio por una supuesta amenaza de toma”, sostuvo Pedro, integrante de la agrupación UJS de Derecho.

Los presentes relataron que minutos después la Policía provincial ingresó al lugar para intentar cerrar los ingresos principales de la Facultad. «La Policía quiso cerrar las puertas y le pegó a varios compañeros. En el intento de sacarnos de nuestras aulas, algunos estudiantes fueron agredidos por la Fuerza y otros quedaron encerrados en el edificio”, manifestó en declaraciones a La Nueva Mañana.

Los estudiantes se declararon en estado de alerta permanente tras el hecho que fue solicitado por el Decanato de Derecho, presidido por Guillermo Barrera Buteler, según ratificaron.

«El decano tiene toda la responsabilidad de lo que se vivió esta tarde. Su intención era tratar de impedir el desarrollo normal de una asamblea convocada por los estudiantes a través de una resolución para vaciar la Facultad», completó.

En el marco de un conflicto por los recortes en la educación pública, los claustros de la UNC vienen desarrollando una serie de asamblea e intervenciones en rechazo de las medidas impuestas por el Gobierno nacional.

«Ordenamos que se desalojen las aulas»

Luego de que las imágenes de la violenta situación tomaran estado público, el decano de Derecho confirmó el pedido de cierre del edificio y manifestó: «Se recibió una llamada anónima que advertía sobre posibles disturbios y actos de violencia en el seno de la facultad vinculado a una toma (al viejo Rectorado)«.

En ese sentido, Buteler sostuvo en declaraciones a Cadena 3 que la decisión «generó enojo entre los presentes». «Se ordenó la suspensión de clases y que se desalojen las aulas. Eso generó algún enojo de la gente que venía a la asamblea y finalmente ahora están en el edificio de la facultad y se está realizando la asamblea», explicó.

Una tarde de «bastones largos»

Por su parte, integrantes de la Agrupación «La Izquierda en Derecho», conformada por militantes de la Juventud del PTS y estudiantes independientes emitieron el siguiente comunicado:

«En el marco del conflicto educativo y de las masivas asambleas y movilizaciones que se están realizando en la universidad de Córdoba, la facultad de Derecho no estaba por fuera. Para evitarlo, bajo la excusa de que se va a tomar la facultad, el decanato conducido por la derecha clerical de Barrera Buteler recurrió a los métodos propios de la dictadura de Onganía. Desalojó la facultad con la policía provincial y luego la cerraron.

Estos métodos empezaron ayer cuando luego de la masiva movilización estudiantes ocuparon el rectorado histórico para visibilizar las resoluciones aprobadas en la Asamblea General Universitaria realizada el día martes. 

Hoy es más necesario que nunca desarrollar y masificar los espacios de organización estudiantil para pelear por nuestras reivindicaciones, defender la educación pública de los ataques del gobierno nacional y el FMI y para que dichos organismos se conviertan en una real alternativa a las rancias burocracias estudiantiles«.

¿Legal o ilegal?

Según la Ley de Educación Superior, la intervención de la Policía de la Provincia en el ámbito de Ciudad Universitaria está prohibida en tanto es territorio federal, autónomo, es decir que depende de la jurisdicción nacional.

Sin embargo, en el año 2006, la entonces rectora y luego Legisladora del Frente para la Victoria Carolina Scotto, firmó un convenio con la Policía debido a supuestos casos de abusos sexuales en las cercanías de Ciudad Universitaria, por lo que a partir de ese momento se habilitó la contratación de policías adicionales.

La presencia de la policía en la Universidad fue reforzada desde el Rectorado en los períodos de mayor movilización estudiantil, como lo fueron la lucha contra la LES (Ley de Educación Superior) en 2005 y las tomas de pabellones en 2010, apoyando la lucha de los estudiantes secundarios y terciarios ante la reforma de la Ley de educación provincial (8113).

Asimismo, la Policía de la Provincia de Córdoba tiene la potestad de actuar cuando se está cometiendo un delito en flagrancia. Este medio se comunicó con fuentes de la Policía, quienes no brindaron declaraciones al respecto.

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here