Por Noelia Martín- La frase pertenece a Susy Carranza, una de las veinte protagonistas del libro “El Cordobazo de las Mujeres” escrito por Bibiana Fulchieri*. La obra se presentó el jueves 11 de octubre en la sede del Sindicato de Luz y Fuerza.

El conversatorio-presentación, se basó en el relato de estas tres valientes y hermosas mujeres que le contaron a los asistentes sobre su vida, sus luchas-no sólo gremiales-, sus anécdotas, el machismo sindical, sus amores, sus hijos, sus ideas. Fue organizado por Barricada Cultural.

El salón de Luz y Fuerza se llenó de mujeres y hombres, que atent@s a las historias, aplaudían ante cada alocución.

Primero se realizó una breve introducción sobre El Cordobazo, huelga política y social que sucedió en Córdoba Capital un 29 y 30 de mayo de 1969.

Luego habló la autora y fotógrafa del libro, quien dio una definición de sus imágenes: “yo creo que estas fotos laten“. Después describió la intensa búsqueda sobre información-textual y visual- sobre el Cordobazo y el rol de las mujeres en él: tuvo mucho, mucho trabajo-unos tres años-.

Soledad García*, representante de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), relató: “Para ser visible en los sindicatos había que entrar a los codazos, si bien participábamos en todas las marchas” en referencia al papel de la mujer en los sindicatos.

La referente destacó el valor simbólico de las fotos y los relatos: “somos mujeres de acción pero no anónimas, aunque no nos registraran, acá estamos veinte pero somos muchas más”. También afirmó, como Carranza “que el cordobazo las marcó a cada una y de manera colectiva”. Agregó que este hecho tan importante de la historia debe ser estudiado en las escuelas.

Por su parte, Susy Carranza*-que en aquel momento era empleada del fábrica de bulbos para autos Cindalux- expresó: “Hemos avanzado muchísimo pero falta. Éramos vapuleadas no sólo por la patronal sino también por el sindicato. Seguimos intentando que nos visibilicen, incluso cuando en su gremio hay mayoría de mujeres, el líder es un hombre”. “Cuando nos dimos cuenta de que teníamos sueldos miserables y comíamos en el piso de un vestuario en vez de en un comedor, salimos a hacer los primeros reclamos” manifestó.

“Cuando aprendimos a reclamar, aprendimos a no callarnos más” afirmó Susy.

Carranza, junto a una de las asistentes, Nora Guajardo, docente, compartieron la premisa de que hubo muchas amas de casa que colaboraron: desde las que les arrojaban muebles y cosas para quemar en las barricadas, hasta las esposas de los gremialistas que preparaban todo para que ellos fueran a pelear en las calles mientras ellas la peleaban en el interior del hogar.

Blanca Barreiro, conocida abogada y luchadora por los DDHH, preguntó si por la crianza de los hijos dejaron de militar en algún momento: Carranza respondió que no, que marchaba con su hija Victoria y que incluso ocultaba los panfletos ¡en sus pañales!. Y hoy ellos-sus hijos- siguen su legado.

Para finalizar, la luchadora concluyó “todas las mujeres debemos ser fraternales y formar una gran cofradía para poder luchar juntas. Por igualdad salarial, para no ser más violentadas, por el aborto legal y gratuito”.

*Bibiana Fulchieri es periodista, reportera gráfica y fotógrafa. Nació en Río Cuarto en 1959. Estudió Ciencias de la Comunicación en la UNRC y egresó como técnica profesional en Comunicación por Imágenes. Entre 1980 y 1982 se desempeñó en PUNTAL. Colaboró con medios nacionales e internacionales. En la actualidad se desempeña como fotógrafa, periodista y gestora cultural independiente.

*Soledad García es actualmente, Secretaria de Derechos Humanos UEPC y estuvo presa en la UP1 de Córdoba y en la Cárcel de Devoto.

*Susy Carranza era obrera y sindicalista del vidrio, participó en las luchas por mejoras de salarios y de condiciones laborales y militó en el Partido Obrero. Hoy lucha por el aborto legal, por ejemplo.

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here