Cadena3- Los padres de los pacientes que están internados en terapia improvisan camas con reposeras en el nosocomio. Tienen una sala especial y se ayudan mutuamente.

Colapsa el Hospital de Niños de Córdoba en sus tres niveles de terapia y frente a las enfermedades respiratorias propias de la época.

Ante esta situación las familias de los pacientes se instalan para acompañar y cuidar de los menores, sumado a que muchas de ellas son del interior provincial o de barrios lejanos de la ciudad.

En los pasillos de las salas hay camas improvisadas con reposeras, frazadas, además de una sala acondicionada especialmente para ellos que pertenece a la Fundación Ronald McDonald que cuenta con una casa al lado del nosocomio para albergar a familias que están a más de 50 kilómetros del lugar.

“Hace dos semanas y media que estoy con mi niño en terapia intermedia, estoy en la salita Ronald y no puedo ir a mi casa”, contó una mamá a Cadena 3.

Respecto a cómo es el día a día en esas condiciones precisó: “Nosotros nos ayudamos entre todos los papás, compartimos comida, desayuno, y nos ayudamos porque hay papás que no tienen para comer”.

“Soy de barrio Empalme y no puedo estar yendo y viniendo. No puedo dejar a mi hijo solo”, reveló.

Por otra parte, la casa de Ronald McDonald que funciona en articulación con las autoridades del hospital tiene capacidad para albergar a 19 familias y hoy está ocupada en un 95%.

Luciano Parietti, director del Hospital de Niños, dijo a Cadena 3 que “toda la vida se ha dado de comer a padres que no tenían para comer o eran de lejos, se hace por medio de servicios sociales, se ve la situación socioeconómica si pueden poner o no su casa y se le da de comer a todos los padres que necesiten”.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here