Redacción Alta Gracia- Turistas y vecinos que participaban en una peña en Anisacate observaron cómo una pareja maltrataba a su beba. Dieron aviso a la policía quienes constataron que ambos estaban alcoholizados. El padre es agente de policía. 

El hecho ocurrió el pasado fin de semana en el Quincho de la localidad vecina de Aniscate cuando vecinos y turistas que participaron de una peña observaron cómo ambos padres pegaban en varias oportunidades a su beba de unos ocho meses.

Estas personas dieron aviso a la policía local quienes constataron que los progenitores estaban alcoholizados- lo que tampoco justifica estos hechos de violencia- Se trata de una mujer de 36 años y un hombre agente de la policía provincial a quien se le retiró el arma reglamentaria hasta tanto culminen las investigaciones de rigor.

Según pudo saber este medio el policía mencionado ya tendría otras denuncias por violencia familiar por parte de su ex pareja.

Interviene en la investigación la fiscalía de turno.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here