Redacción Alta Gracia-  Durante la jornada del miércoles, en la sesión ordinaria del Concejo, hubo dos hechos que llamaron la atención a propios y ajenos: El silencio por  horas del edil Roberto Brunengo y las loas arrojadas al oficialista Osvaldo Ledesma

Entre cuarto intermedio y cuarto intermedio la pregunta entre varios fue qué le pasa a Brunengo que no habla. Es sabido, para quienes participamos habitualmente de las sesiones legislativas, sus intervenciones tanto para cuestionar un proyecto o una metodología como para argumentar otras.

Sin embargo, este miércoles ni “mu”. Unos opinaban que estaba en algún proceso de meditación, observando desde algún lugar de la estratófera un tablero de ajedrez, otros suponían que estaba enojado con sus pares por no haberlo invitado a la conferencia de prensa del  martes, otros que estaba elucubrando acerca de la decisión de la justicia de llevar a juicio oral a Mario Bonfigli. La respuesta de Brunengo sólo fueron gestos.

Por otra parte, durante el debate sobre los proyectos presentados por la oposición sobre un Plan Social para la instalación de redes de aguas y obras de cloacas, la intervención técnica de Osvaldo Ledesma fue destacada por el arco opositor.

El “viejito” como le dicen sus compañeros es el que, en muchas oportunidades, trata de buscar el equilibrio cuando los debates son acalorados. “Ojalá Osvaldo esté en algún lugar ejecutivo por su forma de trabajar”, dijo Morer. A los halagos se le sumó Germán Rodríguez- con quien comparte la comisión de obras públicas- y destacó el respeto con que Ledesma siempre trabajó con los concejales.

Foto: RAG

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here