Por Eliana Colman. Si hay algo que no me gusta es que las personas que tienen diabetes se tengan que quedar sin comer postre porque a la hora de prepararlo no se contemple su problema de salud. No todos los postres se pueden adaptar y ser aptos para diabéticos, pero hay muchos que si.

Si bien en mi familia no hay diabéticos de tanto en tanto trato de bajar la ingesta de azúcar, especialmente cuando intento hacer dieta. Esta vez fue a pedido de una compañera de trabajo que hice este cheesecake sin azúcar que fue un verdadero éxito.

 


Masa:
100 gramos de galletitas de chocolate sin azúcar
40 gramos de mantequilla derretida
Relleno:
225 gramos de queso crema
1 taza de yogurt natural o de vainilla sin azúcar
3 huevos
1 cucharadita de esencia de vainilla
20 sobrecitos de endulzante, yo usé uno que es muy famoso y la marca empieza con “S”
Preparación:
Coloca las galletitas en la procesadora y procesa hasta obtener una especie de harina, agrega la mantequilla, procesa un poco más hasta que parezca una masa.

Con la ayuda de una cuchara o espátula esparce sobre una tartera desmontable previamente enmantecada y enharinada. Trata de que quede bien plana y pareja, luego hornea algunos minutos para que la base quede más estable.

Preparar el relleno es muy simple, en un recipiente amplio coloca el queso crema y bate hasta que quede cremoso, agrega el yogurt, la vainilla y el endulzante, este el el momento ideal par chequear el dulzor de la preparación, de ser necesario puedes agregar más endulzante.
Coloca sobre la base de galletitas y hornea en horno moderado hasta que al mover la tartera el relleno no se mueva o se empiece a agrietar.

Retira del horno, deja enfriar y refrigera, una vez que esté frío puedes servirlo con una mermelada sin azúcar de frutos rojos o preparar una gelatina con frutillas como hice yo.

Para prepararla coloqué 250 gramos de frutillas limpias y cortadas con 150 cc de agua en una ollita, llevé a ebullición y retiré del fuego cuando las frutillas estuvieron bastante desarmadas. Luego agregué 3 sobrecitos de endulzante y 6 gramos de gelatina sin sabor previamente hidratada con un poco de agua.
Esperé a que se enfriara un poco y coloqué sobre el cheesecake, en un ratito ya estaba pronto para ser desmoldado y disfrutarlo.

Compartir esta noticia
(Visto 76 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here