Por Alicia Lucero*- Las matemáticas…conforman esa asignatura que nos provocaba escalofríos cuando estábamos en edad escolar…Aunque con el paso del tiempo, sepamos que algunos compañeros de esa época, siguieron carreras íntimamente ligadas a ellas y ahora son contadores, profesores de matemáticas o profesionales relacionados con la disciplina.  

A esta ciencia exacta, debemos reconocerle que está muy presente en nuestra vida cotidiana, quizás más de lo que nos gustaría creer. Porque nos ayuda a vivir y movernos en el mundo que nos rodea, aunque no nos guste.

Lo podemos comprobar, cuando tenemos que hacer las compras y echar mercadería en el carrito del supermercado. También sucede lo mismo cuando vamos a comprar una casa, un auto o un electrodoméstico. Cuando vamos a cocinar y para viajar,  hasta para divertirnos con algunos juegos… En fin, se sabe que las matemáticas tienen el poder de cambiar tu visión de la vida; y eso, no es poco.                                                                                                          

En síntesis, el buen uso de las matemáticas, requiere de un buen cultivo de la paciencia. Sin ella, no podrías ser eficaz. Y, a base de practicar, te darás cuenta de que la paciencia es la madre de esta ciencia. 

¿Por qué a muchos alumnos no les gusta la Matemática en la escuela?

Porque el alumno recibe una asignatura inevitablemente abstracta. Y los contenidos de las matemáticas, no son nada fáciles de aprender. Y requieren, además, de  una maduración neurobiológica, oportuna. En consecuencia, se podría sugerir a los docentes que apliquen una matemática, más creativa y recreativa, cercana a la realidad en que se desarrolla su alumno, para que pueda experimentar con su realidad.

Si esto no ocurre, los estudiantes pierden interés; no se motivan. Y aquellos a los que les cuesta llegar, abandonan la lucha por aprender; en tanto que, los que pueden resolver con éxito los ejercicios, se aburren

El aprendizaje de las Matemáticas

Para lograr enseñar matemáticas, debemos recordar los niveles de evolución que estudió Piaget y aplicarlos según el grupo de alumnos a los que se les enseña. Estos niveles, son cuatro:

  • Inicialmente,  al  nivel sensorio-motriz, que se desarrolla desde que nace hasta los dos años.
  • El periodo  pre- operacional;  que se desarrolla desde los dos años, hasta alrededor de los siete.
  • El nivel de las operaciones concretas, en el que empieza a usar la lógica, y se da, entre los siete a doce años.
  • El nivel donde se logra la abstracción, y es el periodo denominado de las operaciones formales desde los doce, en adelante.
Sus dificultades

Acalculia

Existe ésta afección por lesiones cerebrales y produce una dificultad para prender Matemáticas, denominada Acalculia,

Discalculia

Otra dificultad para aprender Matemáticas, recibe  el nombre de DISCALCULIA. Se presenta con carácter persistente y específica, en el área mencionada. El estudiante, no comprende, ni realiza cálculos con acierto. Sin embargo, estos niños tienen una capacidad normal.

Causas de la discalculia

La dificultad en la atención,  es un elemento que puede ocasionar un problema en el aprendizaje de la Matemáticas. Si el estudiante no puede concentrarse, para lograr los contenidos mencionados, difícilmente logre aprenderlos. En esta causa intervienen, muchas veces, los problemas afectivos; o, también intervienen la falta de enseñanzas claras, para ése estudiante.

Otra causa es la lecto-escritura. Es otro problema para las matemáticas, porque si no tiene resueltas su lectura comprensiva y su escritura, se le va a complicar la comprensión del mensaje y no le permitirá resolver el problema que se le plantea.                                               

CONCLUSIÓN

Hay que estar atentos con cada estudiante, en particular.-

Foto: UA Chile

*Licenciada en Psicopedagogía.

Compartir esta noticia
(Visto 153 veces. 2 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here