Por Bioguia. Si estás un poco cansado de ver siempre igual tu cocina y quieres renovarla, no es necesario que hagas una gran obra y que te vayas de casa durante el tiempo que dure la misma: en realidad en solo un fin de semana puedes hacer que tu cocina cambie por completo.

1. Usa dos colores contrastantes

Cambiar la fila superior de los muebles por unas repisas abiertas y pintar las paredes y los muebles en una gama «marina» requieren un esfuerzo mínimo, sin embargo, cambian completamente un interior aburrido y sin vida.

2. Pinta las fachadas de madera de un color más reservado

La pintura gris, que se usó para pintar las fachadas de la cocina, convirtió estos muebles comunes «de la abuela» en unos más modernos y con mucho estilo.

3. Haz que los muebles y azulejos sean del mismo color

Las fachadas renovadas usando pintura blanca y los azulejos del mismo color no solo hacen que la cocina luzca más iluminada sino también la hacen más amplia.

4. Agrega contraste y color

El truco de esta cocina no solo está en la armoniosa combinación de colores, sino también en la ventana improvisada, la cual agrega más luz y calidez a este pequeño espacio.

5. Acentúa las áreas de trabajo

Las superficies de madera en las áreas de trabajo lucen excelentes con un fondo blanco. Junto con otros accesorios no dejan que la cocina se convierta en un espacio estéril y sin vida.

Compartir esta noticia
(Visto 449 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here