Por Noelia Martín– La madre del niño golpeado y su pareja-caso muy conocido en agosto de 2012- recibió una condena de diez años de cárcel. Las acusadas tienen diez días para presentar un recurso de casación. En su momento, el bebé debió ser internado e intervenido quirúrgicamente varias veces como consecuencia de una fuerte golpiza.

La determinación de la justicia se dio la semana pasada a través de un jurado popular. Se llegó a la conclusión de que el nene había estado con su mamá y su pareja cuando recibió los golpes que le causaron las complicaciones en su salud.

Según su abogado defensor, Facundo Pérez Lloveras, ambas mujeres fueron acusadas de homicidio en grado de tentativa, abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo-en el caso de la madre- y por la convivencia-en el caso de la madrastra-, lesiones graves calificadas y lesiones leves. El jurado las absolvió por los dos primeros delitos y las declaró culpables por los dos últimos.

Las jóvenes de 23 y 24 años están detenidas en Bouwer desde hace aproximadamente un año. Pérez Lloveras afirmó que sus defendidas presentarán un recurso de casación- recurso extraordinario que tiene por objeto anular una sentencia judicial que contiene una incorrecta interpretación o aplicación de la ley o que ha sido dictada en un procedimiento que no ha cumplido las solemnidades legales- la semana próxima.

EL CASO

El 15 de agosto de 2012, cerca de las 11 de la mañana, la mujer llegó con su hijo en brazos a un dispensario, afirmando que “estaba con vómitos”. El primer médico que lo revisó, notó que el cuadro era desesperante y ordenó su derivación al Hospital Regional Arturo Illia de Alta Gracia.

Luego fue trasladado al Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba, donde ingresó con graves dificultades respiratorias y con los latidos del corazón muy bajos. “Está muy grave, presenta una contusión pulmonar producto de una costilla quebrada, una lesión abdominal y otra en el sistema nervioso cerebral”, señaló en aquel momento la vicedirectora del Hospital de Niños, María Fernanda Marchetti. El aparato digestivo estaba “destruido”: presentaba serias lesiones en el hígado y el bazo, además de mucha sangre en la zona abdominal. Por las características de las heridas se  presumía que la criatura había sido golpeada por alguien. Ver más

Tras llegar al Hospital de Niños, los médicos avisaron del cuadro a la guardia policial, que de inmediato radicó la denuncia en la Unidad Judicial de la Mujer y el Niño. Una vez asentada la denuncia, el caso fue girado a la Fiscalía de la ciudad de Alta Gracia, a cargo de Emilio Drazile, ya que el bebé sufrió las heridas en esa ciudad. 

Fue intervenido tres veces y estuvo internado en terapia intensiva durante tres semanas. Luego de un mes y medio aproximadamente, regresó a Alta Gracia a la casa de sus abuelos maternos. Ver más

 

Fuentes: Papel Tortuga y La Voz del Interior.

Foto: La Voz

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here