Por Adrián Camerano- Este miércoles se tomarán siete testimoniales y se dará cerrada esa etapa del proceso. En diciembre será el turno de la ampliación de las indagatorias y las conclusiones finales; en febrero, el fallo.

El proceso oral y público por delitos de lesa humanidad cometidos en Córdoba entre marzo y septiembre de 1976 entra en su etapa final. La audiencia que se desarrollará este miércoles 2 desde las 10 será la decimotercera, tendrá siete testigos y marcará el fin de esa etapa del juicio; en lo que resta de diciembre podrán ampliar indagatorias los imputados que quieran hacerlo, se incorporarán pruebas y se desarrollarán las conclusiones finales. Todo indica que en febrero se conocerá el fallo.

Ante la jueza Carolina Prado y sus colegas Jaime Díaz Gavier y Julián Falcucci, testimoniarán este miércoles de modo virtual Eddy Lilian Salles y Hugo José Oyarzo, ambos víctimas y a la vez testigos del secuestro que devino en la desaparición de Carlos Ángel Salles, hermano de la mujer. Los tres jóvenes fueron detenidos en un operativo ilegal desarrollado en la vivienda en la que se encontraban, en la madrugada del 31 de agosto de 1976 y por integrantes de la Policía Federal Argentina, entre otras fuerzas represivas. Mantenidos cautivos en una dependencia céntrica que no pudieron identificar, pero que podría ser la delegación Córdoba de la Policía Federal, los dos testigos fueron liberados por separado en las afueras de la ciudad, mientras que Carlos Salles está desaparecido.

La detención de Salles podría estar vinculada en un entredicho que había tenido días antes con un policía de alto rango en Catamarca, de donde era oriundo el joven. Por otro lado, en 1999 la Justicia Federal incautó de la delegación Córdoba de la Policía Federal un fichero con la leyenda “Subversivos”, que contenía sendos legajos correspondientes a los hermanos.

También testimoniará de modo virtual Ana Del Valle Ramírez, madre del joven Ramón Antonio Ramírez Castellano, quien fue secuestrado el 24 de agosto de 1976. Ese día, un grupo de personas armadas y de civil irrumpió en la vivienda familiar de barrio Talleres, y secuestró a la hermana de Ramón, Ana María, quien fue liberada horas más tarde. El joven no se encontraba en el lugar, y cuando llegó a la casa, los secuestradores ya se habían ido. De inmediato abandonó nuevamente el hogar para intentar dar con el paradero de su hermana, y desde ese momento hasta hoy no se supo nada más de él.

Otro testigo que declarará de modo presencial será Fernando González, quien se referirá a la desaparición de su padre, Horacio Mario González, militante de Montoneros. El hombre fue secuestrado de su vivienda del centro de Córdoba en la madrugada del 27 de abril de 1976 por una patota de civil y armada, que se movilizaba en tres vehículos. Desde ese día no se supo nada más de él, aunque informaciones recolectadas por la familia a posteriori dan cuenta de que habría sido torturado y posteriormente asesinado en la Central de Policía.

También de modo presencial declarará Norma Torres, hermana de Luis, quien era pareja de Olga Mamaní. La testigo se referirá al caso de este matrimonio desaparecido, que ya fue abordado audiencias atrás mediante los testimonios de dos hermanos de la mujer. El secuestro fue el 30 de junio de 1976, los dos eran estudiantes –una de Medicina, otro de Agronomía- y Torres revistaba además como trabajador ferroviario.

Vía videoconferencia declarará a su turno Leonor Luque, en relación al secuestro de Viviana Meiners, Bruno Castagna y Eduardo Bicocca, la madrugada del 26 de mayo de 1976 en Unquillo, Sierras Chicas. Los dos primeros fueron secuestrados de una pensión, Bicocca -trabajador del Frigorífico Mediterráneo- de la vivienda familiar.

De acuerdo a la instrucción, los tres fueron mantenidos en cautiverio en el centro de detención, tortura y exterminio La Perla. Hipótesis que en el caso de Meiners y Castagna es confirmada por sobrevivientes del centro clandestino, que aseguran haberlos visto en ese lugar.

Finalmente, prestará declaración testimonial Oscar “Nino” Guzmán, referente al secuestro del matrimonio conformado por María del Carmen Pietri y Adrián Ferreyra, el 29 de marzo de 1976 en inmediaciones de Media Naranja, cercanías de Cruz del Eje.

Guzmán, que días antes de ese operativo irregular había mantenido una conversación política con Ferreyra, fue detenido el 24 de marzo de 1976 y trasladado a la misma comisaría 12 de Cruz del Eje donde el matrimonio fue mantenido cautivo; Pietri fue liberada ese mismo 29, Ferreyra continúa desaparecido. Por el hecho están imputados el ex interventor municipal de Cruz del Eje, Arturo Grandinetti, y el ex militar y abogado Carlos Horacio Meira, que revistaba en el Grupo de Artillería 141 José de la Quintana y era interventor en la CGT cruzdelejeña. Es la primera vez que un ex militar de la guarnición quintanera va a juicio por la presunta comisión de delitos de lesa humanidad durante el terrorismo de Estado.

Como en las audiencias anteriores, el desarrollo del debate podrá ser seguido en vivo por el canal de YouTube del tribunal.

Fuente: La Nueva Mañana

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here